¿Se puede ser diverso en un mundo virtual donde uno elige su propia apariencia? Brenda mato considera que en parte sí. “Depende. Cuando estaba creando mi avatar para esta entrevista, me encontré con una cantidad hermosa de tonos de piel y de tipos de cabello. Me pareció increíble que no haya división de géneros, por ejemplo, que no te obliguen a definirme de una u otra forma. En este futuro virtual habrá personas que elijan mostrar su fisonomía tal cual es; y otras que elijan ser una persona distinta. No es que esté bien o mal, es algo que va a suceder. Lo importante es que no se terminen perpetuando los mismos estándares que hoy tenemos afuera, que no pensemos que por determinados rasgos nos embellecen de alguna manera u otra”.

El activismo de Brenda Mato por la diversidad corporal surge de su propia historia: “La primera dieta me la mandó mi pediatra a los nueve meses de vida. Hay una significancia en cómo te percibe y cómo te trata la sociedad a partir de la corporalidad que tenés. Batallé muchos años con esto y me costó entender que el problema en realidad lo tenían las personas con mi cuerpo y que me hicieron creer que el problema era mi cuerpo”, explica la activista durante un encuentro en Horizons, el metaverso de Meta, la empresa de Mark Zuckerberg, en sus oficinas en San Pablo. “El activismo y la lucha por la diversidad corporal es también encontrarse con otras personas a las que les está pasando lo mismo para hacer algo al respecto y lograr sacarnos esta mochila que tanto nos pesa de encima, que no es nuestro peso ni nuestro cuerpo, sino lo que la sociedad espera de nosotros como personas gordas”, concluye.

Como creadora de contenido, Mato representa la voz de muchas otras mujeres: “La realidad es que estamos todas en la misma, porque todas nacimos dentro de esta sociedad y hemos sido educadas de formas muy similares. La mayoría de mis seguidoras son mujeres y quienes se identifican como tales que vienen a cuestionar, a desaprender y tratar de mejorar su relación consigo mismas y con su cuerpo”, explica y afirma que si bien hay un montón de avances al respecto, todavía tenemos mucho que mejorar como sociedad. “Es clave comprender que nuestro cuerpo está vivo, es dinámico, puede cambiar y está bien, independientemente del peso que tenga una en ese momento. Hay que aprender a convivir y generar una red de contagios. Por ejemplo, si una sube una foto en bikini, otra sabe que también puede hacerlo y así encontrarse con la otra, acompañarnos. El dolor compartido no es que deja de doler, pero por lo menos duele un poco menos”.

El amor propio ayuda, pero ¿no alcanza? “Obvio que es una hermosa herramienta y recurso que uno puede tener, pero no cambia la sociedad de raíz, porque la violencia externa sigue existiendo. Por eso es importante generar espacios de conversación y no abandonar la lucha por la diversidad”, afirma Mato.

El metaverso y los creadores de contenido

Esta entrevista forma parte de un ciclo de entrevistas exclusivo de LA NACIÓN a distintos creadores de contenidos en Horizon, el metaverso de Meta. Para realizarlo, viajamos a las oficinas de la empresa de Mark Zuckerberg en San Pablo y utilizamos los visores de realidad virtual de Meta Oculus Quest 2, que ofrecen una experiencia inmersiva visual y sonora nunca antes vista.

¿Qué es el metaverso? En resumidas palabras, es una plataforma digital que permite a los usuarios ingresar a un “mundo virtual” inmersivo, donde pueden interactuar con amigos, familiares y otras personas en un entorno 3D sin preocuparse por limitaciones físicas ni geográficas. Hoy está en constante mejora. En el futuro podría cambiar por completo la forma que tenemos de vincularnos, de encontrarnos e incluso de trabajar.

“Al final del día, son realmente los creadores y desarrolladores quienes construirán el metaverso y lo harán realidad”, afirmeó Mark Zuckerberg cuando presentó Meta en 2021.

Brenda Mato: “Estamos criados en una sociedad que nos educa para que nos odiemos”
Estas leyendo: la nacion