– ¿Qué hace La Anónima con la inflación? – le preguntaron en junio a Federico Brown, dueño de esa cadena de supermercados.

– Remarca precios todos los días – respondió el empresario entre risas.


alojamiento wordpress

Sólo en el primer trimestre de 2022, La Anónima, una de las mayores cadenas de supermercados del país, de gran presencia en la patagonia argentina, registró márgenes de rentabilidad cercanos al 250 por ciento en comparación con el mismo período de 2021. Impulsado por la remarcación de precios y la reducción de los costos laborales, la firma de la familia Brown, cuyo dueño se jactaba hace meses de subir precios frente a la inflación que esmerila el poder adquisitivo, forma parte del selecto grupo de empresas que tuvieron sus mejores resultados en períodos donde había gobiernos de corte nacional y popular, a pesar de las múltiples críticas del sector empresarial a esos modelos.

Los datos surgen de un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) publicado esta semana, que analizó la facturación y ganancias de las 500 mayores empresas del país desde 2012 y cómo fueron sus márgenes de ganancias en los gobiernos de Cristina Kirchner, Mauricio Macri y Alberto Fernández.

El dato de La Anónima es sobresaliente, sobre todo a partir de las críticas vertidas por Federico Brown meses atrás durante una entrevista que le realizaron en una de las jornadas por el 20 aniversario de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). 

En aquel entonces, Página/12 rescató un viejo reportaje que le hicieron al empresario hace 14 años en el que reconocía que la hiperinflación de finales de la década de 1980 “fue un momento muy positivo” para su firma. “Para un supermercado que paga a los 60 días y vende al contado, yo decía ‘no era un rey, era un emperador’, porque nuestro balance en el 86, 87 y 88, con inflación creciente, fue espectacular”, se sinceró.

Los datos del informe del CEPA precisan que La Anónima registró un incremento del 7 por ciento en las ventas si se compara el primer trimestre de 2022 con el primer trimestre de 2021; sino que además la rentabilidad creció en el mismo período un 249,4 por ciento. “Esto tiene que ver con un doble proceso: lógicamente el incremento de las ventas, explicado por las remarcaciones que el propio Brown reconoce, pero a la vez por la reducción de costos laborales, que en 2021 era del 14 por ciento y en 2022 se reduce al 13,8”, explicó a Página/12 el titular del CEPA, Hernán Letcher.

El economista además recordó que el porcentaje de la incidencia del costo laboral fue desplomándose desde 2016, cuando para la cadena de supermercados patagónica representaba un 16 por ciento. “Es un doble proceso de mejora de rentabildiad. Por un lado, con remarcación y por el otro, con la reducción de costos, particularmente de salarios”, precisó.

En el último balance, la empresa declaró una ganancia neta real de más del 140 por ciento de un año a otro, muy por encima de la inflación acumulada. Además, en los primeros meses de 2022 la firma había remarcado sus precios en promedio cinco puntos más que sus principales competidores, con la ventaja, además, de que en la Patagonia, donde posee más de 160 sucursales, es prácticamente dominante.

Las quejas por los impuestos vs. La realidad

El informe del CEPA además aporta algunas precisiones acerca de una de las quejas más habituales del empresariado, sobre todo en encuentros como el de AEA meses atrás o el Coloquio de IDEA que cierra este viernes en la ciudad de Mar del Plata: la presión impositiva. De acuerdo con el relevamiento, “la incidencia de los impuestos de baja en relación a las ventas”.

“El porcentaje de impuestos sobre ventas para las 500 empresas alcanza apenas el 11,2 por ciento para el período 2012-2019. Si sólo se observan cinco de las más importantes (Arcor, Molinos Aluar, Ledesma y La Anónima) el promedio baja a un 5,3% (2017 a 2022)”, explica el informe.

Letcher señaló que a nivel general se observa que los grandes empresarios “ganan siempre”, y destaca que “ganan más con gobiernos nacionales y populares”. “Entre el segundo gobierno de Cristina Kirchner y el de Macri el incremento de rentabilidad es de 20 por ciento a favor del primer período. Y a esto agregaría que además, en este gobierno en particular, a los grandes empresarios también les está yendo particularmente bien”, remarcó el economista.

De hecho, puntualizó que “en los primeros seis meses del año la rentabilidad operativa se incremento 20 por ciento en dólares contra el año completo de 2021. Es decir que estos seis primeros meses de 2022 están por arriba de todo el año pasado en términos de rentabilidad, da cuenta de márgenes absolutamente significativos que van incrementándose”.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario