Desde Mar del Plata

«Nunca funcionaron bien los congelamientos de precios», aseguró a PáginaI12 una de las empresas del sector alimentos y bebidas que fueron convocadas por el gobierno para reunirse esta semana. «Si el planteo es que los salarios y los costos tampoco aumenten, lo podemos pensar», agregó. A las respuestas casi automáticas de los empresarios asistentes a Idea sobre las principales preocupaciones de sus negocios: importaciones, inflación e incertidumbre para invertir, se sumó esta mañana el rumor de que el gobierno analiza lanzar un Plan de Estabilización que congele precios y salarios. Algunas compañías aseguraron que recibieron llamados de la Secretaría de Comercio convocándolos a una reunión para la próxima semana, pero aún no saben el motivo. Desde el gobierno desmienten.


alojamiento wordpress

La agenda del segundo día del 58° Coloquio de IDEA comenzó con un desayuno de espiritualidad exclusivo para empresarios, al que no todos se animaron: por el nombre y por el horario, a las 7.45 de la mañana. «No fuimos a meditar, es un espacio que armamos hace catorce años en el que nos tomamos un rato para escuchar historias de vida. Estuvo hace unos años el ex Puma y presidente de Nestlé Pablo Devoto, por ejemplo», contó un ex presidente de IDEA. Este año, la historia que impactó fue la de Victor Valle, director general de Google. Fue el primer empleado apenas se situó la empresa en el país y se convirtió en responsable de liderar la operación local. 

Ausencias notables

La casi nula presencia de figuras políticas en esta edición del Coloquio es un tema de conversación entre la fruta y las galletitas de chocolate caseras que ofrece el coffe-break. “Me hubiera gustado que estuvieran otros ministros”, se animó el dueño de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, a decir en voz alta lo que muchos de sus colegas piensan pero prefieren no ventilar. Es que con una entrevista grabada de Sergio Massa y sin la confirmación oficial de la visita de Alberto Fernández, la voz oficial la tomó José Ignacio de Mendiguren

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo desarmó el tono condescendiente que venían teniendo los paneles del evento y se enfrentó con Dante Sica, ex ministro de Producción durante el gobierno macrista, en el panel denominado Inserción de Argentina en el mundo que trataba de ver si había que abrir la economía al mundo o protegerla. El ex funcionario insistió con la importancia de abrir la economía y De Mendiguren le retrucó: «El mundo no está abierto y te permite entrar en todos lados. Es un mundo que se protege con medidas arancelarias”. 

El momento de mayor tensión apareció cuando Sica apuntó contra los cepos y recibió un aplauso espontáneo del público. «Una cosa es manejar el Power Point y otra gestionar”, le respondió De Mendiguren y agregó: “Vos participaste de un gobierno que sacó un cepo, terminó poniendo un cepo; sacó las retenciones, terminó poniendo; subió tarifas, terminó congelando tarifas. No es tan fácil y ninguno de nosotros puede mostrar un éxito en materia inflacionaria”.

Inflación, importaciones y precios

Los pasillos del segundo día del 58 Coloquio de Idea estuvieron marcados por las tres problemáticas coyunturales que más preocupan a los empresarios: la falta de dólares que dificultan el acceso a las importaciones, la inflación y la desconfianza por la inversión. El voto de confianza está puesto, al menos por ahora, en Sergio Massa.

«Entré al baño del hotel y vi que ofrecen unos pañuelitos con alcohol hechos en Estados Unidos. Me parece que la decisión de pasar muchas posiciones a Licencias No Automáticas fue acertada, porque los dólares hay que administrarlos para priorizar la importación de insumos o productos que no se hacen acá. La tecnología es un bien necesario y lo que nosotros traemos sirve para que las empresas grandes y las pymes aumenten su competitividad», aseguró un gerente de alto rango de una empresa de tecnología. «Se nota un cambio radical en el trato con las empresas. Hay una intención de escucha, que se dificulta por un contexto macroeconómico difícil», complementó otro ejecutivo del sector alimenticio.

Si bien el diagnóstico es similar de uno y otro lado de la grieta, unos minutos de charla bastan para que los representantes del poder económico pidan mayor ajuste del gasto público, liberación de las fuerzas productivas. «Muchos van a tener que sufrir para que podamos crecer. Incluso empresas, hay muchas que van a tener que quedar en el camino si nos decidimos a hacer lo que hay que hacer para ordenar la economía, dar reglas claras y finalmente ver a un país que crezca», confiesan. 

A los clásicos temas que preocupan a empresarios se les sumó este día el rumor de que el gobierno analiza implementar un Plan de Estabilización que apunte a congelar los precios y los salarios por los próximos cuatro meses. Si bien desde el gobierno insisten en desmentirlo, los empresarios del sector alimenticio se adelantaron: «Nos convocaron para una reunión la semana que viene, aunque no necesariamente tiene que ser por eso», aseguraron y dijeron que «para que haya un plan de estabilización tiene que haber un garante» y la situación del oficialismo «no genera mucha confianza». 

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario