La Aduana informó que detectó que una empresa argentina subfacturó 103 exportaciones de peras y manzanas en más de 95 millones de pesos, apelando a la triangulación financiera para cercenar la liquidación de divisas en nuestro país.

Aunque los permisos de embarque tenían como destino directo Brasil, las operaciones eran facturadas a una S.R.L. uruguaya, que luego le facturaba a la importadora brasileña por un monto mayor. Así, mientras que el total declarado en nuestro país fue 1.296.190,17 dólares, el total facturado en el ingreso a Brasil asciende a 1.930.850,54 dólares. La diferencia de 634.660,37 dólares supone una subfacturación de más del 30 por ciento.


alojamiento wordpress

Los descubrimientos fueron realizados por agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP a partir del sistema INDIRA, una plataforma informática a través de la cual intercambian información las aduanas de Ecuador, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina. En consecuencia, el organismo que dirige Guillermo Michel efectuó la denuncia correspondiente por violación del artículo 954 del Código Aduanero. La multa que podría caberle a la empresa argentina supera los 475 millones de pesos.

Informalidad

La AFIP informó que detectó 96 por ciento de trabajadores no registrados en siete distribuidoras mayoristas de la provincia de Buenos Aires.El organismo relevó un total de 52 personas y constató que 49 de ellas se encontraban sin ningún tipo de cobertura social. Además, en los casos restantes, se observó que otras tres personas habían sido informadas como trabajadores de tiempo parcial, cuando en realidad realizaban jornadas laborales superiores a nueve horas por día.

A raíz de estos procedimientos, la AFIP aplicó multas y sanciones sobre los contribuyentes fiscalizados, al tiempo que se evalúa la responsabilidad penal de los mismos. Finalmente, las tareas de fiscalización llevadas a cabo por el organismo forman parte de las acciones de concientización sobre los derechos de los trabajadores y de las obligaciones de los empleadores, para reducir la informalidad laboral.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario