«Lo que nos están pidiendo es imposible», justifican ofuscados los empresarios de las 25 firmas de consumo masivo a las que el gobierno convocó para negociar el congelamiento del precio de más de mil artículos de primera necesidad por noventa días. Para asegurar su cumplimiento, les piden que los productos lleven impresos sus precios en los paquetes. «Tendríamos que adaptar todos nuestros circuitos, rediseñar el packaging, comprar nuevas bobinas para imprimir», continúan. Sin embargo, las dificultades parecen desvanecerse cuando los rotulados nuevos sirven para engañar al consumidor y cobrar 40 por ciento más caro por productos gemelos. 

En plena negociación por Precios Justos, la Secretaría de Comercio Interior multó a Arcor, La Serenísima, Clorox y Coto por engañar a los consumidores presentando productos nuevos que de nuevos tienen poco. Las empresas ponen en las góndolas artículos que presentan como innovadores, pero que son en la práctica los mismos que se encuentran dentro del acuerdo de Precios Cuidados con modificaciones casi imperceptibles en el gramaje, el sabor, el diseño de la etiqueta o el envase; aunque con diferencias muy perceptibles respecto al precio del producto original.


alojamiento wordpress

Como la posibilidad de control de la Secretaría de Comercio es a través del código de barras EAN, el DNI de cada producto, una pequeña modificación permite generar un nuevo código EAN que no se encuentre dentro del listado de precios regulados o congelados. Estas maniobras no se limitan únicamente a eludir los controles de precios, también lo utilizan las firmas como una herramienta de marketing para lanzar productos, aunque esto no los exime de estar engañando a las y los consumidores.

Las multas aplicadas por Comercio alcanzan los 18 millones de pesos y son por violación al Artículo 4° de la Ley N° 24.240 de Defensa del Consumidor y al Artículo 11° del Decreto N° 274/2019 de Lealtad Comercial. Las firmas tienen diez días hábiles para realizar el pago y, en el caso de que quieran apelar, deben hacerlo en la justicia luego del desembolso.      

Hecha la ley

Las maniobras de engaño aplicadas por las firmas responsables de abastecer a los y las argentinas de productos esenciales no son nuevas, pero se empezaron a visibilizar al calor de los monitoreos que el ex secretario de Comercio Augusto Costa comenzó a realizar tras lanzar Precios Cuidados en 2014.

Algunos ejemplos ya se convirtieron en clásicos, como el de la mostaza de Unilever un 50 por ciento más cara porque en el paquete aseguraba que era «la mostaza más rica», o el nuevo código de barras que solicitó Mondelez para agregar un gramo más de galletitas Pepitos que el paquete original más la insignia «con chispas Cadbury», y aumentar un 50 por ciento su precio. Nestlé ofrecía un café instantáneo Nescafé igual al existente pero con la leyenda “estamos recreando nuestro envase, dale nueva vida al frasco” en verde y un 40 por ciento más caro.

En el caso de Clorox, la firma fue multada por 4 millones de pesos por lanzar al mercado una lavandina Ayudín 40 por ciento más cara, solo por un cambio en la leyenda de la etiqueta: una decía “Original” y la otra “Clásica”. El producto formaba parte de Precios Cuidados. Por la misma razón y el mismo monto fue multada la empresa Danone Argentina S.A, que ofrecía el yogur light de La Serenísima vigente en Precios Cuidados también con dos precios y con dos etiquetas: una con la leyenda “Con ProVitalis” y otra sin ella.

En el caso de Arcor, la firma fue multada por  8,5 millones de pesos por lanzar al mercado nuevas versiones de las mermeladas marca La Campagnola BC, en sus variantes ciruela y durazno más caras sólo por haber agregado la leyenda «ahora con más fruta». «Además, estas mermeladas eran dispuestas en las góndolas de supermercados de manera contigua, haciéndolos altamente confundibles entre sí», aseguraron desde Comercio.

La empresa Arcor, además, fue multada junto al supermercado Coto por comercializar en tiendas físicas y la página web del hipermercado un puré de tomate que en su envase de 1050 gramos contenía la leyenda “Más económico” respecto a la presentación de 520 gramos. Sin embargo, ese beneficio era falso.

La aplicación de la multa forma parte del ordenamiento de los diferentes trámites administrativos que lleva adelante la gestión de Matías Tombolini al frente de la cartera. A principios de la semana, fueron multados los supermercados Carrefour, Dia, Walmart, Jumbo, Coto y Josimar por una suma de 404,7 millones de pesos por infracciones pendientes en el periodo 2020 y 2022.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario