El ministro de Economía, Sergio Massa, culminó su gira por los Estados Unidos y se trae en la valija dólares para reforzar las reservas y respaldo político internacional para el plan de estabilización de la economía local. Además, según confiaron a Página I12 fuentes oficiales, el funcionario mantuvo reuniones con dirigentes de países de la región para llegar a una candidatura latina de consenso para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo del que el país acaba de obtener 700 millones de dólares para engrosar las reservas del Banco Central (BCRA). 

Este diario confirmó que Argentina propondrá un candidato propio para reemplazar a Mauricio Claver Carone, eyectado del BID por faltas éticas a las normas internas. De todos modos, ese candidato entrará en una ronda de nombres de otros países latinos, y de esa compulsa saldrá el candidato de consenso. La idea es que la presidencia del BID sea latina y la vicepresidencia, estadounidense. 


alojamiento wordpress

Si bien no hay nombres confirmados, no es la primera vez que Argentina quiere jugar con candidato propio. Lo hizo, de manera fallida, el Gobierno de Alberto Fernández con Gustavo Béliz. Y antes, el gobierno de Mauricio Macri con la sugerencia de Rogelio Frigerio. Para la cuestión de la candidatura local al BID, Massa mantuvo bilaterales con ministros de Brasil, Chile, Bolivia, Paraguay y México.

El crédito

En este contexto, Massa llegará este sábado al país luego de haberse reunido el viernes con ministros de Finanzas de la región y tras haber rubricado el acuerdo por 700 millones de dólares con el BID. En paralelo, se avanzó en concreto para cerrar el capítulo de la deuda de 2400 millones con el Club de París a fines de este mes. 

Massa fue recibido por la mañana por la titular interina del BID, Irena Mejias Chacón, y estos fondos serán de libre disponibilidad y por lo tanto podrán ser computados para engrosar las reservas. «Junto a Irene Mejía Chacón presidenta interina de @el_BID, firmamos el contrato del Programa de Apoyo a la Mejora de la Gestión Fiscal y la Reactivación Económica, habilitando el desembolso de 700 millones de dólares que utilizaremos para fortalecer las reservas nacionales», destacó el titular del Palacio de Hacienda en su cuenta de Twitter.

El funcionario acudió al BID acompañado por el responsable en las relaciones con los organismos, Marco Lavagna, y su asesor para Asuntos Internacionales, Gustavo Martínez Pandiani. El financiamiento tendrá un plazo de amortización de siete años, un período de gracia de tres años y una tasa de interés basada en la SOFR (Secured Overnight Financing Rate, tasa de referencia en dólares). Por otra parte,

En tanto, el equipo económico se mantiene pendiente de otro crédito por US$ 500 millones, que el BID prometió su aprobación antes de que finalice el último trimestre del año. El préstamo firmado hoy tendrá como objetivo «apoyar la recuperación económica y social en Argentina» a través del fortalecimiento de las finanzas públicas, la contribución a la estabilidad de precios y el fortalecimiento de la balanza de pagos.

Una de las condiciones impuestas para el BID para desbloquear la transferencia era que el FMI efectúe el desembolso de US$ 3.800 millones correspondiente a la segunda revisión del Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF) con el país, lo cual ocurrió el último martes.

Del mismo modo, se solicitaba que no se acumulen atrasos de pagos de deuda externa, y que la tasa de política monetaria efectiva anual del BCRA se haya elevado en 365 puntos básicos. «El préstamo ofrecerá apoyo presupuestario para que la Argentina cubra sus necesidades de financiamiento de corto plazo y proteja el gasto social a grupos vulnerables y en infraestructura, mientras se implementan reformas para reducir el déficit público, promover la estabilidad de los precios y asegurar la sostenibilidad de la deuda», señaló el BID en un comunicado.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario