El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, ha condenado este lunes en rueda de prensa las recientes ejecuciones y condenas de manifestantes detenidos durante las numerosas protestas que han estallado en Irán tras la muerte bajo custodia de la joven Mahsa Amini.

«Este es solo el ejemplo de la brutalidad de un Gobierno en Irán que está aplastando la dignidad de su propio pueblo, su libertad para hablar y, en este caso, sus vidas. Robar la vida de las personas para protestar pacíficamente es abominable», ha expresado.

Asimismo, Sullivan ha indicado que Washington apoya al pueblo iraní, así como «su deseo de expresar sus propios derechos y dignidad». «Lo seguiremos haciendo y continuaremos imponiendo costes por ello junto con nuestros aliados y socios», ha agregado.

Por otro lado, ha señalado que Estados Unidos está buscando una «variedad de medios» para interrumpir la cooperación militar entre Teherán y Moscú en el marco de la guerra, especialmente por la venta de drones iraníes que se utilizan «para matar civiles en Ucrania».

«Desde nuestro punto de vista, (esto) coloca a Irán en un lugar donde podría estar cometiendo y contribuyendo a crímenes de guerra generalizados», ha explicado en rueda de prensa Sullivan ante las transacciones entre Irán y Rusia.

EEUU condena las recientes ejecuciones y condenas de manifestantes en Irán
Estas leyendo: la nacion