En caso de llegar a la presidencia, Patricia Bullrich promete en sus presentaciones una “economía bimonetaria”. Lo dijo cuando encabezó un plenario en Mar del Plata, en el coloquio de IDEA y a principios de año, en la cumbre organizada por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (Amcham). Hace ya un tiempo que la titular de Pro exhibe al diputado Luciano Laspina como el titular de su equipo económico en las reuniones de equipo tácticos.

A sus recorridas por el interior y sus giras por otros países, los presidenciables de Pro sumaron en las últimas semanas las fotos junto a sus equipos económicos. Y los primeros bosquejos de sus programas económicos. Y aunque Juntos por el Cambio pretendía inicialmente consensuar el diseño de un programa antes de lanzar la pulseada entre sus postulantes, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich ya armaron equipos que actualmente trabajan por separado.

Patricia Bullrich en el plenario de sus equipos de Gobierno

Patricia Bullrich en el plenario de sus equipos de Gobierno (Pro/)

El bimonetarismo tiene entre sus promotores a Horacio Liendo, uno de los padres de la convertibilidad. El abogado, que dice haber hablado con los candidatos Pro para acercarles su propuesta, propone declarar el curso legal del dólar para que conviva con el peso. “El dólar puede circular como moneda local. En ese esquema, el tipo de cambio sería completamente libre para que se elimine el problema del control de cambio”, señala y agrega: “Al tener una moneda que compite en el mercado doméstico, obliga a ser más estricto al Banco Central local”.

Liendo, exdirector del Banco Central, plantea que “la moneda local se estabiliza” luego de la etapa de implementación inicial, cuyas dificultades dependerán de la economía en 2023. “No es una dolarización”, aclara, para tomar distancia de la iniciativa por la que apuesta Javier Milei o que incluso llegó a la Cámara de Diputados de la mano del legislador de Juntos por el Cambio, Alejandro Cacace.

Patricia Bullrich también habló de la economía bimonetaria con Carlos Melconian, quien también se reunió para debatir este tema con la vicepresidenta Cristina Kirchner. Pese a que Larreta y Bullrich lo mencionan como una opción dentro de sus equipos, Melconian se mueve con soltura actualmente desde su rol de presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), de la Fundación Mediterránea, el think tank que décadas atrás sirvió de plataforma política de Domingo Cavallo. El economista asegura que trabaja en un programa “apartidario” para presentar “a quien sea el próximo presidente”.

Melconian, un líbero entre los técnicos de la oposición, adelanta en sus presentaciones que no optaría por un tipo de cambio libre flotante como en 2015. Considera ese el mejor régimen posible, pero como punto de llegada, no de partida. Pese a haber escuchado las propuestas, entiende a los planteos de dolarización como un ejercicio intelectual, pero imposible de aplicar en la Argentina.

El Ieral también está estudiando el régimen bimonetario. Sus miembros interpretan que debe incluir al sistema bancario y al mercado de capitales. Liendo también tiene contacto con el equipo mediterráneo.

Carlos Melconian, presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), durante el simposio en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Carlos Melconian, presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), durante el simposio en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Laspina, por su parte, entiende el bimonetarismo como “la necesidad de darle un marco jurídico al uso de dólar, sobre todo en dos funciones que el peso no cumple: reserva de valor a través del sistema financiero y los contratos a largo plazo, que son cancelables en moneda de curso legal por las nefastas reformas del artículo 765 y 766 del Código Civil y Comercial”.

El diputado nacional y economista, que se muestra además “absolutamente en contra de la dolarización”, advierte que el bimonetarismo “no es el plan de estabilización” que imagina Bullrich. El economista señala que la economía argentina es “de facto bimonetaria”, por lo que hace hincapié en reforzar el aspecto legal del bimonetarismo. “Es parte de las reformas con la que la economía va a funcionar mejor, pero no es el plan de estabilización”, insiste.

Horacio Rodríguez Larreta encabeza una reunión junto a Hernán Lacunza y el resto de su equipo económico.

Horacio Rodríguez Larreta encabeza una reunión junto a Hernán Lacunza y el resto de su equipo económico.

Horacio Rodríguez Larreta, por su parte, presentó formalmente al equipo que lo acompañará con el exministro de Economía Hernán Lacunza como principal referente. Aseguró tener “un plan de desarrollo productivo” y tuiteó una foto en donde se lo ve sentado con Milagros Gismondi, exjefa de Gabinete de Lacunza en la provincia de Buenos Aires; Andrés Borenstein, economista jefe de Econviews; y Luis Secco, execonomista jefe del Estudio Broda y exjefe de Gabinete de Asesores del Banco Nación entre 2016-2017, entre otros.

En el equipo encabezado por Lacunza, aunque señalan que analizan todas las alternativas contestan que no es su primera opción y prefieren optar por “una política monetaria más tradicional”. Mantienen el hermetismo y optan por no detallar que medidas implementaría ya que insisten con que dependerá del estado de la economía cuando finalice el mandato de Alberto Fernández, como afirmó Larreta en una entrevista con LA NACION: “El plan depende de la situación que heredes el 10 de diciembre”.

El debate por el sistema monetario se instaló entre los economistas de JxC
Estas leyendo: la nacion