Durante julio se crearon 36.410 puestos de trabajo registrados en el sector privado, un 0,6 por ciento más que el mes previo, según datos del Ministerio de Trabajo. Ya son 19 meses de crecimiento neto del empleo privado. Sin embargo, un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) advirtió que el nivel todavía resulta insuficiente para revertir el daño provocado por el macrismo y la pandemia. En la crisis de Cambiemos (abril 2018/diciembre 2019) se destruyeron 276.000 puestos. A esta caída se sumaron luego los 191.000 puestos perdidos a causa de la pandemia. Todavía falta recuperar 68.000 puestos para alcanzar los niveles previos a la gestión Cambiemos. El dato esperanzador es que, con la evolución actual, es probable que se logre recuperar la totalidad de puestos perdidos con Cambiemos en los próximos tres a cuatro meses. Diferente es la situación salarial ya que el nivel actual se mantiene en valores equivalentes de finales de 2019. Es decir, no se ha logrado recuperar nada de lo perdido con el macrismo. 

Análisis por sector

En julio, 11 de los 14 sectores relevados incrementaron la cantidad de personas trabajadoras. La recuperación estuvo impulsada particularmente por Comercio (+8.600), Industrias (+6.200), Turismo (+6.100) y Construcción (+5.500). Los sectores de Salud, Electricidad, gas y agua y Finanzas si bien no tuvieron crecimiento significativo de puestos de trabajo tampoco registraron una destrucción de los mismos, a diferencia de los sectores de Pesca, Enseñanza y Agricultura que presentan reducciones respecto del mes previo.


alojamiento wordpress

La recuperación del empleo se ha venido produciendo a distintas velocidades. Un primer grupo se compone de sectores dinámicos, que no solo crecieron con respecto a los niveles de empleo de julio 2020, sino que han superado los valores pre-COVID (febrero 2020). El segundo grupo, de sectores en recuperación, aún no llegaron a los niveles pre-COVID, pero crecen en la cantidad de puestos de trabajo desde julio del 2020 a julio de 2022. Finalmente, un último grupo de sectores se mantiene en crisis: la recuperación de puestos sólo comenzó hace apenas unos meses y no en todos los casos.

Dentro de los sectores dinámicos sobresale la construcción con una mejora de 36,3 por ciento en el empleo desde el piso de la pandemia en julio de 2020 y de 12,8 por ciento desde la prepandemia en febrero de ese mismo año. Su recuperación fue de las más veloces, contraponiendo en buena medida el sensible impacto inicial negativo de la pandemia. En este sector el impulso de la obra pública jugó un papel relevante como dinamizador de la actividad. Otro sector para mencionar es Inmobiliarias, con un saldo de más de 68 mil empleos creados en relación con pre-pandemia (+8,1 por ciento), mientras que el sector industrial ya creó más de 74 mil puestos de trabajo por encima del umbral de febrero de 2020 (6,7 por ciento), llegando al mejor desempeño desde febrero de 2019.

Entre los sectores en recuperación, Turismo se destaca con 13 meses consecutivos de crecimiento. El importante aumento experimentado por dicho sector en los últimos meses estuvo relacionado principalmente con la temporada turística y el impacto del programa Pre-Viaje. Durante el mes de julio continuó creciendo a un ritmo de +2,4 por ciento. De todos modos, pese a la sostenida recuperación aún se encuentra por debajo de los niveles de pre-pandemia (-1,8 por ciento). Transporte se encuentra en el mismo lote. Mostró un buen desempeño en julio (+0,4 por ciento), pero se ubica 1,9 por ciento por debajo de la pre-pandemia.

Los sectores que continúan en crisis son Agricultura y Finanzas. El empleo en el primero cayó 0,1 por ciento en julio y se ubica 1,2 por ciento por debajo del piso de la pandemia y 3 por ciento por detrás de la prepandemia. En el caso de las finanzas, creció 0,1 por ciento en julio, pero está 2,2 por ciento por debajo del piso de la pandemia y 3,7 por ciento por debajo de la prepandemia.

Análisis por región

Los datos de julio muestran que 23 de las 24 provincias ya tienen mayores niveles de empleo que en febrero de 2020, pero al realizar un análisis más desagregado, el mapa muestra tres grupos de provincias:

1) Está conformado por provincias que muestran variaciones por encima del 2 por ciento: Tierra del Fuego, Catamarca, Formosa, San Luis, La Rioja, Misiones, La Pampa, Santiago del Estero, San Juan, Santa Cruz, Jujuy, Santa Fe, Entre Ríos, Río Negro, Chaco, Buenos Aires, Córdoba, Salta, Corrientes, Neuquén y Chubut

2) Son aquellas provincias que se encuentran prácticamente en niveles pre-covid: CABA y Mendoza.

3) Aquellas provincias que se encuentran sensiblemente por debajo de los niveles pre-pandemia (caída de +2 por ciento rojo oscuro): Tucumán.

Evolución salarial

Las estadísticas del SIPA aportan datos sobre la evolución de la media, que refleja el promedio simple de los salarios del empleo registrado privado, y sobre la mediana salarial, que representa la línea que divide en mitades la cantidad de trabajadoras y trabajadores.

Al analizar dicha evolución se puede detectar que, en los últimos dos meses, la evolución de ambos indicadores quedó por debajo de la inflación: en el bimestre junio-julio, el incremento de la mediana y la media salarial fue del orden del 9,1 por ciento frente a una inflación de 13,1 por ciento (se realizó la comparación de los últimos dos meses para evitar el efecto del aguinaldo de junio).

El nivel actual de la mediana salarial se mantiene en valores equivalentes de finales de 2019, es decir, no ha logrado recuperar nada de lo perdido durante la gestión de Cambiemos. Esto difiere sensiblemente con lo sucedido en la serie de empleo, donde la recuperación de puestos alcanzó el 75 por ciento de lo perdido.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario