El ex ministro de Economía, Martín Guzmán, reapareció por segunda vez luego de su renuncia al cargo en un evento económico que organizó la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. «El FMI no es una institución transparente», aseveró el ex funcionario, que estuvo acompañado en la charla por el premio Nobel y mentor, Joseph Stiglitz. 

“El acuerdo que logró el Gobierno argentino en 2022 no tiene precedentes a nivel mundial, ya que se acordó un programa para refinanciar esa enorme deuda sin caer en las clásicas políticas de ajuste”, expresó a continuación, y ponderó los canjes del 2005 y criticó la toma de deuda del macrismo en 2018. En el panel denominado «El sur global estresado por la deuda», aseveró que «Argentina había cancelado toda su deuda con el FMI en 2005, en lo que fue un acto que fortaleció la soberanía. La administración precedente volvió a endeudar al país con el FMI en 2018. El programa de préstamo que el Gobierno argentino acordó con el FMI en 2018, le hizo mucho daño al país». En esa línea, consideró que «el FMI es co-responsable de lo que ocurrió. se tomó una deuda récord histórico con el FMI DE 45.000 millones de dólares, casi la mitad de esos fondos se usaron para financiar una salida de capitales y más de la mitad se usó para pagar deuda insostenible, que luego se reestructuró en el proceso que conduje como ministro en 2020». 


alojamiento wordpress

Por último, se mostró como durante su gestión en Hacienda muy crítico con las penalizaciones del organismo a los deudores, y expresó que «algunos accionistas del FMI plantean que la política de sobrecargos de interés ayuda a lidiar con el problema de “riesgo moral” según el cual, de otro modo, los países tendrían incentivos a pedirle prestado demasiado al FMI o a permanecer mucho tiempo como deudores del organismo. Pero, vamos, quién quiere quedarse con el FMI mucho tiempo? ¿Saben lo que significa estar expuesto al FMI?». Y agregó que «además, de qué riesgo moral estamos hablando en el contexto de una Pandemia y una guerra? No tiene sentido». 

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario