El Gobierno de Argentina ha tomado una serie de medidas económicas para contener la inflación en el país –que podría llegar al 100% a final de año–, entre las que se encuentra una subida de un 15,6% de las pensiones y la congelación de los precios de más de 1.700 bienes de consumo.

En la jornada del jueves, el ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, anunció que las pensiones de jubilación, así como las asignaciones universales, aumentarían un 15,6% a partir del próximo mes de diciembre, asegurando que este incremento del poder adquisitivo beneficiaría al 84% de los jubilados del país.


alojamiento wordpress

Además, el Gobierno ha aprobado un bono de 10.000 pesos argentinos (60,17 euros) entre los meses de diciembre, enero y febrero para aquellas personas que tengan unos ingresos inferiores al salario mínimo, mientras que será de 7.000 pesos (42,12 euros) para los que perciban ingresos equivalentes a dos salarios mínimos.

De esta forma, el Ejecutivo ha calculado que el incremento anual de las pensiones será del 107%, lo que supone una recuperación del poder adquisitivo superior a la tasa de inflación del país. «La inflación en Argentina es un problema muy grande para la enorme mayoría de los argentinos, pero especialmente para los jubilados y pensionados», ha explicado el titular de Economía.

Acuerdo entre gobierno y empresas de distribución

Por otro lado, el Gobierno llegó a un acuerdo para que supermercados y proveedores de bienes de consumo mantengan «fijos» o «con subidas puntuales» los precios de más de 1.700 productos. «El objetivo de este programa es dar tranquilidad» ha subrayado Massa.

De los productos cuyo precio se ha congelado, algunos incrementarán su valor un 4% antes de adecuarse a la nueva normativa y otros comenzarán con los precios actuales, pero podrán aumentar hasta un 4% mensual, según el acuerdo firmado con el Gobierno.

Deja un comentario