La mesa nacional del Frente de Todos (FDT) fue convocada finalmente para el jueves 16 de febrero. El encuentro partidario, que encabezará el presidente Alberto Fernández, fue confirmado oficialmente esta tarde en la Casa Rosada. La plana mayor de la coalición oficialista se reunirá en la sede del PJ nacional, en el histórico edificio ubicado sobre la calle Matheu 130 en la ciudad de Buenos Aires.

El massismo salió a cruzar a Juntos por el Cambio tras las críticas por la herencia económica: “Juegan con fuego”

El encuentro, citado para las 19 del jueves de la semana próxima, fue armado en términos operativos por el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, y el secretario general Julio Vitobello, los encargados de la convocatoria a gobernadores, intendentes, sindicalistas, movimientos sociales y dirigentes nacionales del FDT, entre ellos los ministros de Economía, Sergio Massa, y del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

La convocatoria a la mesa nacional del FDT viene siendo objeto de cruces entre los distintos sectores de la coalición. Mientras Fernández pretende que el espacio canalice el debate de la estrategia electoral del oficialismo, el kirchnerismo busca ampliar la temática a aspectos de la gestión del Gobierno. Se trata de una demanda que sostiene especialmente el jefe del PJ bonaerense y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.

La cumbre del FDT bonaerense en Merlo puso al presidente Fernández en la necesidad de avanzar con una mesa nacional

La cumbre del FDT bonaerense en Merlo puso al presidente Fernández en la necesidad de avanzar con una mesa nacional

La cumbre partidaria que movió el avispero en la interna oficialista fue la que se reunió el martes pasado en la localidad de Merlo, hasta donde llegaron referentes de la provincia de Buenos Aires como el gobernador Axel Kicillof, el propio Máximo Kirchner, Wado de Pedro e intendentes de las secciones Primera y Tercera del Conurbano. La presencia de Massa le puso ese día un condimento que intranquilizó al “albertismo”.

Ante la amenaza de que esos sectores consumaran el diseño de una estrategia electoral que no incluyera al propio Fernández, la Casa Rosada dejó trascender que el Presidente estaba dispuesto a convocar a una mesa nacional, aunque condicionada a que el kirchnerismo no avance sobre su gestión. En el medio, el mandatario cargó contra De Pedro. “Yo se con quién puedo gobernar y con quién no”, sostuvo en una entrevista.

Con el kirchnerismo en silencio, a la espera de una convocatoria que finalmente se concretó este martes, el Presidente busca ahora rodearse de un grupo de intendentes que lo protejan de las estocadas de los partidarios de Cristina Kirchner. Así se entiende la invitación, para esta noche en la quinta de Olivos, a un grupo de jefes comunales que no participaron de la cumbre del FDT bonaerense en Merlo.

Alberto Fernández junto a  Descalzo, Mussi y Pereyra

Alberto Fernández junto a los intendentes Alberto Descalzo, Juan José Mussi y Julio Pereyra (MARIA EUGENIA CERUTTI/)

Entre los intendentes que cenarán con el Presidente se encuentran Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan José Mussi (Berazategui), Juan Zabaleta (Hurlingham) y el jefe político de Florencio Varela, Julio Pereyra, según anticiparon fuentes partidarias. También serán de la partida los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y de Hábitat, Santiago Maggiotti; como así también Vitobello y la portavoz Gabriela Cerruti.

Pero en la mesa nacional del FDT tendrán más peso político los gobernadores del PJ. Uno de los referentes de la Liga, el chaqueño Jorge Capitanich, dijo hoy que ya no es momento de suspender las PASO, un pedido que en algún momento sonó con fuerza entre los mandatarios provinciales. Por el otro, exigió en declaraciones radiales que la coalición tenga candidatos que permitan lograr un triunfo en primera vuelta este año.

La mesa nacional del FDT se reunirá en un contexto en el que Cristina Kirchner se autopercibe proscripta de la competencia electoral luego del fallo que la condenó por hechos de corrupción en la causa Vialidad, a finales de 2022. Aunque dirigentes que le son leales ya comenzaron a pedirle que sea candidata a presidente este año. Otros, en cambio, piden por lo bajo que su nombre figure en la boleta legislativa bonaerense.

El Presidente mueve sus fichas: la mesa nacional del Frente de Todos se reunirá el jueves 16 en el PJ
Estas leyendo: la nacion