En medio de la irrupción y el acampe encabezado por Juan Grabois en la estancia Lago Escondido del británico Joe Lewis, en Río Negro, se produjo un tenso altercado entre el dirigente kirchnerista y uno de los empleados del establecimiento. El tenso cruce, en el que el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) trata al trabajador de “chupamedias del inglés” y le recuerda su “color de piel”, quedó registrado en un video difundido desde la empresa Hidden Lake SA, que administra la estancia.

Los manifestantes montaron ocho carpas y amenazan con permanecer en el lugar. Y si bien habían prometido no acercarse al casco de la estancia, una columna llegó hasta las puertas de la casa, donde un cordón de trabajadores resguardó el ingreso. Fue para protestar porque se habían encendido los aspersores de riego, mojándolos. Grabois increpó a uno de los trabajadores. “El inglés te odia, te desprecia”, le reprochó. En el lugar se hizo presente el fiscal Francisco Arrien, de El Bolsón.

El rompecabezas criminal que tiene a Cristina Kirchner como beneficiaria

“Yo sé que ustedes tienen un empleado inglés, sé que no es su culpa, sé que están laburando. El inglés los desprecia a ustedes igual que nos desprecia a nosotros. No les va a dar un aumento, no les va a dar un premio. Los detesta, les paga poco, los tiene laburando en condiciones de mierda”, le dice Grabois al grupo de trabajadores que resguarda la estancia.

La arenga da paso a un enfrentamiento con uno de los trabajadores. “Lamentablemente vos le estás laburando a un gringo que te desprecia y ahora nos estás despreciando a nosotros que tenemos el mismo color de piel que vos”, insiste Grabois. “Yo estoy laburando, loco. Todos los días laburo yo”, le responde el empleado. “Todos laburamos, pero el agua es de todos”, replica Grabois. “¿Por qué no vienen cuando hay un incendio? ¿Por qué no vienen cuando hay un metro de nieve y la gente no puede salir?”, insiste.

¿A vos te parece bien que al lago lo tenga el inglés? Yo entiendo que le tengas que chupar las medias al inglés. El te odia, te desprecia”, continua Grabois en otro corte del video editado. “Si hay alguno que tiene espíritu de inglés, que se vaya a Inglaterra y a otra cosa. Pero a la inmensa mayoría que deben ser igual de argentinos que nosotros y querer a la Patria como nosotros, les pedimos mil disculpas por las molestas”, cierra el dirigente del MTE.

Al frente de un grupo de más de 80 personas, entre las que se encuentra el diputado nacional Federico Fagioli, Grabois ingresó esta mañana a Lago Escondido invocado su derecho constitucional a acceder a la costa del lago y bajo la consigna “Las Malvinas son argentinas, Lago Escondido también”.

La irrupción del dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y el frente Patria Grande se da semanas después de que se conociera la estadía que compartieron en Lago Escondido los jueces federales Julián Ercolini, Carlos Mahiques, Pablo Yadarola y Pablo Cayssials; el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro; el jefe de los fiscales porteños, Juan Bautista Mahiques, un exfuncionario de inteligencia y directivos del Grupo Clarín.

Informe lapidario: la AGN detectó serias irregularidades en las contrataciones por Covid-19 que hizo el Ministerio de Salud

Esta mañana, Grabois había advertido en sus redes sociales que estaba “intentando llegar al Lago Escondido, patrimonio de todas y todos los argentinos pero sólo accesible para algunos privilegiados: los jerarcas del poder judicial, las fuerzas de seguridad, los medios hegemónicos y los políticos serviles al poder real”.

Fuentes cercanas a la empresa Hidden Lake SA denunciaron que Grabois, junto a un grupo de 81 personas, “violentaron el ingreso a la propiedad”, donde señalaron que solo hay “un guardia para ordenar el tránsito de los más de 300 empleados” del establecimiento. Fueron un paso más allá: asociaron el ingreso de Grabois a Lago Escondido con la toma que militantes del MTE realizaron durante un año en Entre Ríos, en la propiedad de la familia Etchevehere. La presencia del diputado Fagioli, agregaron, “brinda firma y respaldo político al accionar delictivo”.

El video que muestra el tenso cruce entre Grabois y un trabajador de Lago Escondido
Estas leyendo: la nacion