ROSARIO-Dos adolescentes de 14 y 15 años fueron asesinados este jueves a la tarde en un complejo de edificios Fonavi ubicado en el barrio Triángulo Moderno, una de las zonas más violentas de Rosario, donde desde hace días se producen enfrentamientos a tiros con una particularidad: los protagonistas son jóvenes menores de edad, que estarían vinculados a la venta de drogas en búnkeres que funcionan en ese sector de la ciudad.

Este doble asesinato se produjo luego de que una “racha” de 14 días sin homicidios en Rosario, un detalle que llamó la atención de los investigadores judiciales, porque es algo inédito en los últimos años, sobre todo teniendo en cuenta que en este 2022 el incremento de los hechos de violencia –se produjeron 252 homicidios en lo que va del año- amenazaban romper el récord de 2013, cuando se cometieron en un año 264 asesinatos.


alojamiento wordpress

Los primeros llamados al 911 entraron poco después de las 16, cuando vecinos del Fonavi advertían que se había producido un intenso tiroteo y que había adolescentes heridos. Pero cuando llegó la policía al lugar, los heridos ya no estaban, porque habían sido trasladados por la propia gente del barrio hacia el hospital de Emergencias.

El complejo de edificios Fonavi del barrio Triángulo Moderno es escenario de una guerra narco

El complejo de edificios Fonavi del barrio Triángulo Moderno es escenario de una guerra narco
(Marcelo Manera/)

Unos minutos después se confirmó que ambos habían fallecido como consecuencia de graves heridas de bala. Esa zona está bajo dominio de sectores aliados a la banda de Los Monos. Según relataron los vecinos a la policía, los dos chicos fueron ejecutados por dos hombres que se movían en una moto. En el lugar los agentes incautaron 12 vainas.

Según señalaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación a LA NACION, las víctimas fueron identificadas Eric Galliz, de 14 años y Valentín Solis, de 15.

Esa zona de barrio Triángulo Moderno, donde se encuentra ubicado el complejo Fonavi, con sus paredes están decoradas por murales de la barra brava de Newell’s, es escenario de fuertes enfrentamientos en los últimos días, que tiene a menores de edad como protagonistas. La batalla en esa zona la libran los denominados “soldaditos”, que son quienes controlan los puntos de venta de cocaína que hay en ese sector, que históricamente estuvo controlado por células de Los Monos.

En el mismo lugar, donde murieron los adolescentes este jueves, durante la noche del miércoles fueron baleados una chica y un joven, ambos menores. La joven se encuentra internada en grave estado luego de que una bala le atravesara el rostro. Según el director del hospital José Bitar, un disparo le provocó una “lesión grave en el maxilar inferior y la lengua, que hubo que reconstruir”. La chica de 15 años fue operada el miércoles y se encuentra internada en estado reservado en terapia intensiva.

A plena luz del día, dos sicarios le dispararon 15 tiros a un hombre en un ajuste de cuentas narco en Cuartel V, Moreno

El 9 de noviembre pasado un joven de 22 años murió como consecuencia de un ataque sicario, que también se produjo en el mismo lugar: el Fonavi situado en Rouillón y Seguí.

El 12 de octubre pasado un joven de 16 años fue asesinado en el playón de ese Fonavi de barrio Triángulo Moderno. En ese lugar se produjo un fuerte enfrentamiento a balazos entre grupos de jóvenes y Laureano Mena, de 16 años, terminó muerto por las heridas de bala que recibió.

Ese barrio se transformó desde hace tiempo en una especie de mercado a cielo abierto de venta de drogas, donde los crímenes marcan la dinámica del negocio criminal.

Triángulo Moderno, donde siempre tuvo dominio Ariel Cantero, el líder de Los Monos, es fronterizo de Vía Honda, donde el liderazgo lo mantiene desde la cárcel de Piñero Máximo Cantero, conocido como El Viejo, fundador del grupo criminal a fines de los años 90.

En ese lugar manejaba junto a su pareja un comedor comunitario llamado Gauchito Gil, donde distribuía unas 300 raciones de comida por día para la gente que vive en uno de los barrios más humildes de Rosario. Los alimentos que distribuía pertenecían a partidas que repartía el municipio de Rosario.

Emboscada mortal: asesinaron a balazos a dos adolescentes de 14 y 15 años y se escaparon en una moto
Estas leyendo: la nacion