La industria de la aviación es una de las que más genera curiosidad y polémica, no solo en Estados Unidos, sino alrededor del mundo, y generalmente por situaciones negativas. Los aeropuertos y las aerolíneas reciben quejas constantemente por la calidad del servicio que ofrecen, quizás es por eso que las cuentas de TikTok de asistentes de vuelo son cada vez más populares, porque ofrecen respuestas a las dudas que siempre han intrigado a los clientes.

Aterrizó y encontró una caótica situación con el equipaje que no pudo creer

La cuenta de @barbiebac.ok es una de las más solicitadas. Barbie es argentina, actualmente vive en Italia, tiene 30 años y más de 3.000.000 de seguidores que comparten y comentan las anécdotas y consejos de viaje que publica diariamente. Sus clips se vuelven virales porque muestran un lado transparente de su actividad en la aviación, además de que en ellos habla en español.

Mientras que otas azafatas supieron compartir cómo lidian con el nerviosismo de los pasajeros durante un vuelo complicado, Barbie explicó en un video por qué los momentos de turbulencias lejos de representar un temor suelen ser bien recibidos por los empleados de la cabina: “A los asistentes de vuelo nos encantan las turbulencias, porque podemos descansar un poco ya que debemos quedarnos sentados y no podemos levantarnos para brindar el servicio de comida, por ejemplo”.

Además, dijo: “Estamos acostumbrados a las turbulencias, así que no tenemos miedo”. Este es un punto importante porque la calma de las azafatas es fundamental para controlar la tensión entre los pasajeros.

En noviembre, Barbie compartió esta fotografía de su primer vuelo en Aerolíneas Argentinas hace 7 años

En noviembre, Barbie compartió esta fotografía de su primer vuelo en Aerolíneas Argentinas hace 7 años (@barbiebac/)

Sin embargo, la tiktoker también contó por qué, pese a que ese momento les permite tomar un respiro de sus actividades, el suyo es el peor lugar para reposar en el avión: “Para empezar, el asiento es una tabla, no tiene casi relleno (…) Otra cosa, estás mirando para atrás, eso no es normal”. Asimismo, añadió que lo único bueno es que están al lado de la puerta, pero son “los últimos en bajar”.

Para dar calma a quienes suelen sufrir los momentos de turbulencia, Barbie compartió un clip en el que mostró cómo el avión continuaba bajo control con el piloto automático activado, pese a las complicaciones en el aire. “La altitud se mantiene estable, así que no sube ni baja, está en su lugar, también la velocidad, no va ni más rápido ni más lento, así que tranquilos”, explicó con una sonrisa.

La azafata argentina compartió algunos tips para los viajeros sobre lo que ella no haría como pasajera en un avión. En primer lugar, dijo que no iría a un sector particular de la aeronave sin zapatos. “El baño suele estar mojado y no necesariamente por agua”, planteó y dijo que tampoco andaría así por los pasillos.

Mostró un truco infalible para armar la valija que no muchos conocen y generó furor

Entre otras cosas que no recomienda, se distinguen apoyar la cara en las ventanillas debido a que “los vidrios no suelen limpiarse muy seguido, así que se pueden encontrar ahí un cachete o una boca pegada”, y guardar cosas en los bolsillos del asiento: “No se imaginan la cantidad de cosas asquerosas que los pasajeros dejan ahí”.

Para cerrar, el principal consejo de Barbie fue no hacer enojar a las azafatas: “Tenerlas de enemigas es lo peor que te puede pasar durante el vuelo”.

Es azafata de Aerolíneas Argentinas, se sincera por qué sus colegas aman la turbulencia y da consejos para viajar
Estas leyendo: la nacion