Si bien viajar es sinónimo de aventura para algunos, para otros significa descanso. Sin embargo, lo que no se puede negar es que se produce un intercambio cultural importante, donde es usual que el turista compare las cosas que descubre en el nuevo lugar con las que tiene en su país de origen. Ese fue el caso de Kamiah Gibson, una estadounidense que estuvo en Argentina y no pudo evitar hacer distinciones entre los dos países.

Cuánto gana una empleada doméstica en EE.UU. y en qué estado se paga mejor

A través de su cuenta de TikTok, la joven estudiante de la Universidad de West Virginia documentó sus impresiones y las compartió en varios videos; algunos de ellos superaron los cientos de miles de reproducciones.

En primer lugar, a Gibson le sorprendió poder ir a un quisco o al supermercado con la botella de gaseosa vacía (de vidrio), entregarla y obtener un descuento. “Es reciclaje. ¿Por qué nosotros no hacemos esto?”, expresó en el clip.

(TikTok/@kamiahgibson3)

Se sintió de la misma manera cuando visitó una estación de servicio, donde en vez de cargar ella misma el combustible, se encontró con empleados los vehículos y llenar el tanque e, incluso, en algunos casos revisar el aire de las llantas. “Además, no hay que darles propina. Me encantaría que eso fuese así en Estados Unidos cuando no quiero salir de mi auto porque hace demasiado frío”, expresó.

Más adelante, la joven resaltó que “todos están en forma en la Argentina”, contrario a lo que ocurre en su país de origen. Así, reflexionó que la comida es más sana. “Probé la mantequilla de maní acá y se siente más saludable que en Estados Unidos”. Con relación a los alimentos, también le llamó la atención que vendieran el yogur en envases plástico o sachets, en lugar de botellas plásticas o de vidrio.

(TikTok/@kamiahgibson3)

Otra de las cosas que Kamiah no solo comparó, sino que le dio mucha curiosidad, fue que la gente se saludara con un beso en la mejilla. “Aquí le dices ‘hola’ a todos de esa manera. Sin importar si se trata de un extraño o no”, manifestó.

Pagar para que le sirvan agua en un restaurante también le sorprendió, y dijo que en Estados Unidos no cobran por ella. “Te traen una fina botella a la mesa y debes pagarla”, remarcó.

(TikTok/@kamiahgibson3)

Asimismo, las luces de las sirenas de los patrulleros permanecen encendidas, dijo, aunque no estén en un operativo o tras alguna persona. Si bien omiten el sonido, los efectivos recorren las calles con las luces activadas. “Me gusta porque al verlos sé cuándo debo disminuir la velocidad”.

De compras en un centro comercial, a Gibson le sorprendió que para pagar con sus tarjetas de crédito es indispensable presentar una identificación. Contrario a la Argentina, en Estados Unidos no la exigen. “Cuando fui a un quiosco, no pude comprar nada porque me pedían ver mi pasaporte”, comentó.

Entró a una casa abandonada en Chicago y se encontró con una escena espeluznante: “Era de un cazador”

Entre otras cosas que sorprendieron a la joven estuvo el uso del baño para personas con movilidad reducida. “Nadie los utiliza a menos que se trate de alguien con discapacidad. En Estados Unidos no respetan esto”, comentó. También le llamó la atención que en los restaurantes, casi ningún comensal pidiera llevarse las sobras a casa. “Honestamente, es raro”, cerró.

Es de Estados Unidos y se sorprendió con algunas costumbres de Argentina: “Honestamente, es raro”
Estas leyendo: la nacion