CÓRDOBA.- Para la policía, quien asesinó al adolescente Agustín Ávila asestándole un corte en el cuello y uno en la cabeza luego de haberlo atacado para robarle la gorra en las inmediaciones del predio donde se desarrolla el tradicional festival de Jesús María es otro chico, de 15 años. Es, por su edad, inimputable. Quedó alojado en un establecimiento de detención juvenil, mientras los investigadores trabajan para identificar a otros eventuales partícipes de la agresión.

La familia de Agustín, atacado por una patota de al menos 20 jóvenes en la madrugada del domingo, en las inmediaciones del estadio donde se realiza el Festival de Doma y Folklore, pide “justicia”.

“Nadie hizo nada”, dijo su madre, Vanesa, a ElDoce.tv. La mujer aseguró que los jóvenes se abalanzaron sobre su hijo para sacarle una gorra que tenía. .

Ávila recibió cortes con un arma blanca y con una botella que le provocaron la muerte. La madre del chico relató que ya estaban yéndose cuando su hijo fue sorprendido por un grupo de jóvenes. “Le robaron una gorra, eso fue lo que pasó. No fue una pelea, eran 20 chicos y chicas abusando de mi hijo”, describió.

La fiscalía de Deán Funes, a cargo de la investigación, secuestró una navaja ensangrentada y el principal sospechoso del homicidio es un adolescente de 15 años, que está detenido, aunque no podrá ser sometido a un proceso penal.

La mujer contó que su hijo no estaba con un grupo de amigos, sino con la familia y un amigo que viajó con ellos para pasear. No habían estado en un boliche, una versión que corrió en las primeras horas posteriores al crimen. “No hay una patota, hay una familia defendiéndolo, que es muy distinto”, subrayó.

Se montó un fuerte operativo de seguridad ayer en Jesús María.

Se montó un fuerte operativo de seguridad ayer en Jesús María.

La familia vive en Guiñazú, cerca de la capital provincial, y fueron a Jesús María a pasear. A Agustín le gustaba Soledad Pastorutti –que se presentó el sábado por la noche– y esperaba afuera del estadio para pedirle un autógrafo.

Carolina Elías, fiscal de Deán Funes a cargo también de la Instrucción de Jesús María, confirmó que hay un menor detenido. El grupo de atacantes, que son oriundos de la localidad donde se desarrolla el festival, salía de un boliche de la zona y quisieron robarle la gorra a la víctima, que intentó defenderse.

El chico de 15 años, según la investigación, tenía en su bolsillo la cuchilla, la sacó y apuñaló a Ávila. El menor agresor fue trasladado a la dependencia policial y puesto a disposición del magistrado interviniente, quien dispuso su alojamiento en el Complejo Esperanza, que depende de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf).

Apenas conocida la noticia, se dijo que la víctima también había estado en el boliche y que allí había comenzado la pelea. Una mujer, antes de que la propia madre de la víctima diera más precisiones, ya había contado que no fue así: “Estaba esperando ver salir a Soledad por la puerta de atrás del festival y se armó una pelea entre varios chicos. Vi a uno de ellos morir ahí. Le pegaron un botellazo y lo mataron”, relató.

Es inimputable: tiene 15 años el acusado de matar a un chico de 16 años para robarle la gorra en el festival de Jesús María
Estas leyendo: la nacion