CóRDOBA.- Mientras la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba ultima el documento que entregará el lunes a los legisladores nacionales detallando los problemas derivados de la “imposibilidad de acceder a insumos importados para la producción nacional de bienes y servicios”, la autopartista alemana ZF Sachs radicada en San Francisco, en el sudeste de la provincia, comunicó a las terminales automotrices a las que atiende que están frente a un corte inminente de suministros porque ocho proveedores ya les plantearon que no harán nuevos embarques porque los pagos deben ser a 60 días y no a 180 días como salen del Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA).

¿Qué haría este Gobierno si le “explotara la bomba”?


alojamiento wordpress

ZF Sachs Argentina produce amortiguadores; emplea a 500 personas y como grupo es el tercer autopartista del mundo. Desde Córdoba provee a Nissan, Renault, General Motors, Volkswagen, Ford e Iveco de la Argentina, a Kia en Uruguay y a las terminales de camiones en Brasil.

La nota de alerta que envió a las terminales generó inquietud en los gremios, quienes advirtieron a LA NACION de la situación. Fuentes de la autopartista confirmaron el problema. “Las SIRA salen, pero a 180 días y los plazos de pago de los proveedores están estipulados en 60 días. Ocho ya nos informaron que no habrá nuevos embarques”, explicaron.

Indicaron que hay insumos embarcados en camino con lo cual podrán “producir unos días más, pero no está garantizada la continuidad”. Una alternativa que barajan y que deben poder viabilizar es que sea la casa matriz alemana la que haga frente al pago de las importaciones.

En octubre del 2021 también se hizo público la parada de la planta por las demoras en el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) que regía entonces y que ahora fue reemplazado por el SIRA.

En la empresa admiten que hay un “cansancio muy grande” por los problemas permanentes que se enfrentan para producir. Admiten que hay un “problema fáctico, que es la escasez de dólares” pero que eso deriva de medidas tomadas con anterioridad.

En los últimos días, solo en Córdoba hubo problemas en CNH, fabricante de tractores y cosechadoras, en la planta de pickups de Renault y Nissan. A las trabas a las importaciones se le suman los cortes de ruta en Brasil que generan inconvenientes a los camiones que trasladan piezas.

Con un acuerdo por el gabinete, obras y empleados, Zabaleta selló la paz con La Cámpora en Hurlingham

Hace tres semanas, el Gobierno puso en funcionamiento el SIRA, que unifica los trámites de pedidos de importación. La intención es dar “previsibilidad” sobre las fechas de pago de las importaciones que no cuentan con licencias automáticas; de los trámites que salen, ocho de cada diez son a 180 días.

Los empresarios metalúrgicos insisten en que los 180 días de plazo, son “imposibles” de aceptar para los proveedores con los que tratan, que se mueven entre 60 y 90 días de plazo. Ya el problema no solo si sale el SIRA sino cómo se autoriza.

Falta de dólares. Autopartista internacional alerta que hay riesgo de corte de producción

Deja un comentario