Forever 21, en la era del cepo: sin poder importar, solo venderá productos fabricados en el país

Son las 12 menos 10 y en Armenia al 1700 ya se empieza a agolpar gente frente a la vidriera del primer Forever 21 en suelo argentino. Después de varios amagues, el desembarco del gigante del fast fashion finalmente se produjo de la mano de la firma White Butterfly SRL, que puso sobre la mesa la necesidad de que haya una pata de producción local. De acuerdo con esto, en el local de Palermo hay diseños de la multinacional producidos en el país, aunque a futuro el mix también tendrá productos importados.


alojamiento wordpress

“Por ahora es producción nacional y, en el futuro, cuando las condiciones lo permitan, va a haber una porción de la colección importada. Forever 21 presenta un lineamiento de diseño por temporada y nuestro equipo de producto hace una curaduría de la colección y la argentinizamos para el público local”, explicó Alejandro Hecht, cofundador de White Butterfly, en diálogo con LA NACION.

Dólar blue, dólar hoy: el minuto a minuto de la cotización este lunes 14 de noviembre

“Argentinizar” implica que seleccionan lo más adecuado para el público local y en otros casos proponen opciones en cuanto a moldes, talles y tamaños.

White Butterfly tiene la representación de cinco marcas más en el país con productos importados: Melissa (zapatos), Birkenstock (sandalias), Hydro Flask (termos), Fjallraven (mochilas) y On Running, una marca de zapatillas de la que el tenista Roger Federer es accionista, y que comenzará a comercializarse en la Argentina en enero de 2023. A su vez, White Butterfly es parte del grupo JMC, que tiene otras marcas como New Balance, Joma, Speedo, New Era y Goorin.

La marca se propone ofrecer moda a precio accesible

La marca se propone ofrecer moda a precio accesible (Alejandro Guyot/)

“Tenemos mucha expectativa en que una marca como Forever 21, que tiene moda a buen precio, pueda llegar a todo el público argentino. Nunca hubo una marca internacional en este segmento de precio. Está Zara, que está más arriba, y hay marcas nacionales con precios similares y apuntando a un público parecido, pero yo creo que, para el consumidor argentino, que haya una oferta más de una marca internacional de moda con precios accesibles es positivo”, opinó Hecht.

Consultado en tanto por el precio en general de la indumentaria en la Argentina, con valores que se mueven muy por encima de otros sectores que mide el índice de precios al consumidor del Indec, dijo que ellos van a intentar tener un precio muy accesible porque el ADN de la marca es ese, pero la realidad es que “la estructura de costos en la Argentina es compleja”.

“No es fácil hacer que un producto llegue barato al consumidor, pero ese va a ser nuestro objetivo principal: tener moda a buen precio y mantener los precios a lo largo de los meses también va a ser un segundo objetivo. Es difícil para cualquier marca de ropa tener un precio un mes y un valor distinto a los tres meses porque la gente muchas veces mira una prenda, se la prueba, y decide comprarla más adelante y no está bueno que haya un precio distinto del que estaba en el momento en el que estuvo chusmeando. Entonces lo ideal sería poder mantener los precios lo más que podamos, algo que se volvió muy difícil en los últimos años”, señaló.

El local de la calle Armenia es un "pop up store", una tienda más pequeña

El local de la calle Armenia es un «pop up store», una tienda más pequeña (Alejandro Guyot/)

El local de Armenia es un pop up store (una tienda más pequeña), formato no tradicional para Forever 21, al igual que el tema de la producción local, ya que los Forever de Chile, Paraguay y Bolivia tienen productos importados. En tres días comenzará a funcionar el e-commerce y el año que viene abrirán un local dentro de un shopping.

“El target de la marca es mujeres de entre 15 y 25 años, pero una mujer más grande puede entrar a un local y comprarse una prenda sin dudas. Además, si bien Forever 21 nunca desarrolló tanto las líneas de hombre y niño, para nosotros hay una gran oportunidad para ese segmento de precio”, agregó Hecht.

Algunos de los precios exhibidos en vidriera

Algunos de los precios exhibidos en vidriera (Alejandro Guyot/)

La inversión que hizo White Butterfly ascendió a $50 millones y, según dijo el cofundador, están fabricando en talleres en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires con la posibilidad incluso de en algún momento llegar a exportar.

“A futuro se podrá pensar en vender producto terminado local a otros distribuidores de Forever 21, es decir, exportar el mismo producto que se desarrolla en la Argentina a tiendas de Forever 21 del Mercosur o incluso del resto del mundo”, cerró.

Forever 21, en la era del cepo: sin poder importar, solo venderá productos fabricados en el país

Deja un comentario