Algunos de los padres de los rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa ya empezaron a buscar nuevos abogados para sus hijos. En las últimas horas mantuvieron reuniones con diversos letrados para cambiar la estrategia que viene llevando a cabo el defensor Hugo Tomei.

Los padres ya llamaron a otros abogados y hasta se reunieron con algunos de ellos para tomar el caso debido a que corren los plazos, ya que, tras la condena impuesta por el Tribunal Oral Criminal 1 de Dolores, las partes tienen 20 días para apelar el fallo ante la Cámara de Casación Bonaerense.

La búsqueda de nuevos abogados es a raíz de la disconformidad con respecto a cómo llevo adelante el caso el defensor Tomei y tras el resultado de cinco prisiones perpetuas y tres penas de 15 años.

Máximo Thomsen, Luciano y Ciro Pertossi, Enzo Comelli y Matías Benicelli fueron condenados a prisión perpetua por homicidio doblemente agravado por premeditación y alevosía, en tanto que Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz y Blas Cinalli recibieron la pena de 15 años de prisión por el mismo delito, pero se les endilgó una participación secundaria.

El grupo de ocho rugbiers se mantuvo siempre unido a lo largo de estos tres años desde el momento del crimen a tal punto que la estrategia de defensa fue una pese a que durante el juicio surgió que algunos estaban más comprometidos que otros en la acusación.

Por otra parte, el penal de Melchor Romero -en La Plata- seguirá siendo el lugar de detención de los ocho condenados, al menos por ahora. En el Servicio Penitenciario Bonaerense se aguarda si la defensa de los jóvenes hará alguna presentación solicitando que se cambie de lugar.

Todos están allí por disposición del propio tribunal 1 de Dolores que emitió la sentencia y también porque en esa dependencia cumplieron los tres años de preventiva antes del juicio. No obstante, una fuente penitenciaria aseguró que por ahora ese va a ser su lugar de detención aunque la defensa puede presentar algún planteo pidiendo se los cambie de lugar.

De hecho, trascendió que hay un pedido de ocho cupos para los rugbiers en un penal de Campana. Según pudo averiguar NA, se trata de la Unidad Modelo Jóvenes Adultos número 57, ubicada sobre la Ruta 6, en el kilómetro 6,5.

Una fuente consultada explicó que si bien es una cárcel que aloja a delincuentes de entre 18 y 21 años, la edad se flexibilizó hasta los 25 años, por lo que los condenados podrían pasar allí la primera etapa de su condena.

Campana es la ciudad más cercana a Zárate, de donde son oriundos los rugbiers, y eso facilitaría las visitas de sus familiares. Esta unidad fue inaugurada el 12 de febrero de 2019 por la entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, tiene una capacidad de 616 plazas, con cuatro módulos que incluyen celdas, aulas, talleres y un polideportivo central.

Escrito por Sergio Farella

La entrada Fractura en el grupo de los rugbiers: algunos ya están buscando nuevos abogados se publicó primero en Junín 24 – Noticias de Junín.

Fractura en el grupo de los rugbiers: algunos ya están buscando nuevos abogados
Estas leyendo: Junin