Las ventas en los comercios minoristas registraron en octubre una baja de 3,2 por ciento interanual. De esta manera, se cumplieron cuatro meses con bajas interanuales consecutivas. Sin embargo, en la comparación mensual las ventas subieron 0,3 por ciento y acumularon un alza de 1,8 por ciento en los primeros diez meses del año.

Los datos los releva la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).De acuerdo al informe, cuatro de los seis rubros que releva el índice marcaron en octubre una reducción en la comparación interanual. Los únicos en alza fueron farmacia y perfumerí” y ferreterías, materiales eléctricos y de la construcción, que vienen registrando la principal dinámica sectorial. La caída más grande se registra en textil e indumentaria producto del incremento de los precios de este sector, que ya acumula aproximadamente seis registros interanuales en negativo.


alojamiento wordpress

El mercado de consumo se mantuvo tranquilo. Se esperaba un mes más dinámico, traccionado por el Día de la Madre, por el Mundial de Fútbol y el inicio de la temporada de eventos privados, como fiestas de fin de año, casamientos e incluso fiestas de Halloween. El impacto fue muy moderado y específico por rubro.

Interanualmente las mayores caídas fueron para indumentaria y textil y calzado y marroquinería. Un factor que incidió en los grupos de consumidores con mayor acceso a la tecnología fue el Cibermonday, porque muchas compras previstas para el mes se postergaron para obtener los descuentos de ese evento. El rubro farmacias y perfumerías es de los pocos que funcionan bien. Las ventas minoristas crecieron 8 por ciento anual, aunque cayeron 0,1 por ciento mensual, a precios constantes. En el año acumulan un alza de 6,8 por ciento anual.

Punto aparte merece el rubro Alimentos y Bebidas. En octubre, las ventas minoristas Pyme cayeron 1,2 por ciento anual y 0,3 por ciento mensual, a precios constantes. En el año, este sector acumula un aumento de 3,2 por ciento. Las empresas consultadas señalaron que los precios se mantuvieron más estables y no hubo faltantes de mercadería como meses atrás. Pero de todos modos muchas empresas comenzaron a incrementar sus stocks para llegar con mercadería suficiente a fin de año.

En el rubro textil e indumentaria, apuntado particularmente por los aumentos de precios por encima de la inflación, las ventas bajaron 19,2 por ciento anual, 2,6 por ciento mensual y acumulan un descenso de 7,4 por ciento en el año. Uno de los factores que explica este comportamiento fue la evolución de los precios que retrajo la demanda de los consumidores en octubre. Otro factor es la venta informal. Los comercios sostienen que, si la mercadería sigue aumentando, los consumidores tenderán a desplazarse hacia ese mercado irregular. Bazar, decoración, textiles de hogar y muebles: las ventas bajaron 0,8 por ciento anual, pero subieron 4,5 por ciento mensual y acumulan un alza de 1,9 por ciento en el año.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario