Warning: Use of undefined constant full - assumed 'full' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/customer/www/infojunin.com.ar/public_html/wp-content/plugins/rss-post-importer/app/classes/front/class-rss-pi-front.php on line 205

Joven y con antecedentes: Morea, la “viuda negra” de Tinder que identificaron por tatuajes y huellas que dejó en un vaso

Planeó todo. No era la primera vez que lo hacía. Tenía experiencia en el “rubro”, a pesar de sus 18 años. Para la fecha, 29 de julio de 2020, ya tenía en su haber cinco robos protagonizados con el mismo modus operandi. Pero en esa última cita cometió una serie de errores que, 28 meses después, fueron claves para identificarla: no limpió la botella de gaseosa y el vaso donde había dejado sus huellas y, además, sus tatuajes fueron difíciles de olvidar para la víctima.


alojamiento wordpress

En las últimas horas, Catherine Coronel, de 20 años, conocida como Morea, la “viuda negra” de Tinder, fue procesada con prisión preventiva por el delito de robo con violencia en las personas cometido mediante la utilización de narcóticos por el que deberá responder en calidad de autora. Además, el juez porteño Darío Bonanno trabó un embargo sobre los bienes de la sospechosa hasta cubrir la suma de 1.651.500 pesos.

El robo por el que fue procesada Coronel, como se dijo, ocurrió en la madrugada del 29 de julio de 2020 en el departamento de S. J., un hombre al que la joven contacto por Tinder dos días antes del robo. En la app de citas ella se presentaba como Morea.

Las charlas entre S. J. y Morea continuaron por WhatsApp. Una vez que la joven obtuvo el número de teléfono de la víctima, dio de baja su perfil de Tinder.

La joven y S. J. arreglaron una cita. Él la pasó a buscar con su auto, un Volkswagen Passat gris, por la avenida Nazca y Rivadavia, en Flores. Después fueron al departamento de la víctima, en Retiro. Ingresaron por la cochera del edificio.

“Pidieron comida y tomaron fernet con gaseosa cola. La joven insistió mucho con que él tomara la bebida. A las 0.30, S. J. se quedó dormido. Al despertar, en horas del mediodía, la joven ya no estaba y al dueño de casa le faltaba su teléfono celular iPhone, una notebook, las llaves del departamento y de la puerta del edificio y de la cochera, 5000 pesos, un bolso negro donde tenía ropa, y un aparato para hacer ejercicios de kinesiología. La víctima explicó que, como no tenía el móvil, no recordaba los datos que poseía del usuario de Tinder ni el número de teléfono de la muchacha”, según se desprende del expediente judicial al que tuvo acceso LA NACION.

Los tatuajes fueron claves en la identificación de la sospechosa

Los tatuajes fueron claves en la identificación de la sospechosa

Las cámaras de seguridad del edificio registraron la salida de la “viuda negra” a la 1.46 del 29 de julio de 2020.

Coronel, según informaron fuentes judiciales, fue una sospechosa N. N., hasta que se les pudo poner nombre y apellido a las huellas levantadas en la escena del robo.

“Por medio de distintos medios se procuró ubicar a la imputada, determinándose que se hallaba detenida desde agosto de 2020″, informaron fuentes judiciales.

Coronel fue apresada 15 días después del robo a S. Y. por otros atracos bajo la misma modalidad, pero con una particularidad: actuaba con la complicidad de una adolescente de 17 años que se presentaba en Tinder como Micaela.

En octubre del año pasado, el Tribunal Oral de Menores (TOM) porteño N°3 condenó a Coronel y a Micaela por una serie de robos bajo la modalidad conocida como “viuda negra”, delitos protagonizados por mujeres que duermen con somníferos a sus víctimas para sustraerles dinero y otros objetos de valor.

Coronel, que también tenía una causa en el Departamento Judicial de San Isidro, fue condenada a la pena única de cinco años de prisión.

“A las huellas relevadas se adunan las imágenes de los brazos de la imputada con el tatuaje referido por el damnificado y el antecedente de haber sido condenada por hechos de características similares a los de esta causa”, explicó el juez Bonanno al procesar ayer a Morea.

El magistrado afirmó que Coronel “introdujo en la bebida que tomó S. J. alguna sustancia que lo indujo al sueño”. Y agregó: “La hipótesis no luce descabellada, a juzgar por el relato de la víctima y las constancias del legajo, del cual surge que el modus operandi de Coronel habría sido el mismo en sucesos anteriores, resultando detenida el 13 de agosto de 2020, apenas quince días después del hecho de esta causa. Es decir, de la lectura del legajo se vislumbra que su conducta disvaliosa la viene desarrollando de larga data”.

En rueda de reconocimientos, la víctima no identificó a Coronel. No obstante, el juez sostuvo: “Las pruebas de cargo colectadas, analizadas armónicamente y sobre la base del principio de la sana crítica racional (es decir, las imágenes de sus tatuajes, sus rasgos físicos, sumado a que se encontraron sus huellas en el lugar del hecho), me permiten inferir fundadamente que participó del hecho traído a conocimiento, y que para materializarlo se valió de algún elemento adormecedor”.

Joven y con antecedentes: Morea, la “viuda negra” de Tinder que identificaron por tatuajes y huellas que dejó en un vaso
Estas leyendo: la nacion