La noticia de que Juventus fue penalizado con la quita de 15 puntos en el vigente torneo de la Serie A por la justicia deportiva italiana constituye un escándalo en el universo del fútbol, sobre todo por tratarse de uno de los equipos más poderosos de la historia. En un anuncio realizado por la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y justificado en “fraudes contables en traspasos de futbolistas con el objetivo de registrar en sus cuentas plusvalías artificiales”, el equipo donde juegan los argentinos Ángel Di María, Leandro Paredes y Matías Soulé quedó, con esta sanción, fuera de la pelea por el scudetto y deberá hacer un gran esfuerzo si quiere acceder a la clasificación a las copas internacionales.

Juventus fue sancionado con la quita de 15 puntos en la Serie A, está afuera de la pelea por el scudetto y queda lejos de la clasificación para las copas

Además del oprobio deportivo, el club turinés fue anoticiado de suspensiones a exdirigentes: dos años y medio al ex director deportivo Fabio Paratici, actualmente en Tottenham Hotspur, de Inglaterra, y dos años al expresidente Andrea Agnelli, que dejó sus funciones esta semana. Incluso, Pavel Nedved, una leyenda del club y ex vicepresidente, fue suspendido por ocho meses.

David Trezeguet, Alessandro Del Piero y Pavel Nedved celebran un gol ante Bari, en la Serie B; los tres fueron de los pocos que decidieron quedarse en Juventus pese al descenso en 2006

David Trezeguet, Alessandro Del Piero y Pavel Nedved celebran un gol ante Bari, en la Serie B; los tres fueron de los pocos que decidieron quedarse en Juventus pese al descenso en 2006 (New Press/)

Justamente Nedved fue uno de los protagonistas de otro escándalo de Juventus en el pasado, del que este año se cumplirán 17 años. No es la primera vez que la Vecchia Signora atraviesa una situación semejante. El 14 de julio de 2006, un tribunal de Nápoles dictó la sentencia de una investigación que avergonzó al ambiente del fútbol y puso a la Serie A en la tapa de todos los diarios: fue el denominado Calciopoli, en el que se descubrió un entramado de corrupción y compra de arbitrajes en la liga de la temporada 2004/2005, con cuatro equipos apuntados: Fiorentina, Lazio, Reggina… y Juventus. Y el club de Turín recibió la peor parte en el fallo de los jueces. Se ordenó la quita inmediata de los dos títulos consecutivos que había ganado, en las temporadas 2004/2005 y 2005/2006, y fue ordenado su descenso a la Serie B donde arrancaría el torneo con una quita de 30 puntos.

La investigación se sustentó en escuchas telefónicas entre el director deportivo de Juventus, Luciano Moggi, y el designador de árbitros, Pierluigi Pairetto, en el que el dirigente juventino le sugería a los referís que quería que fueran elegidos para los partidos de la Vecchia Signora. Moggi fue suspendido por cinco años, mientras que el titular del arbitraje italiano recibió la mitad de sanción. También otros dirigentes de Juventus sufrieron penalizaciones por lo que fue uno de los mayores escándalos en la historia del calcio.

Pavel Nedved grita su gol y Del Piero va a saludarlo; el checo, que con los años sería director deportivo de la Vecchia Signora, ha sido sancionado en esta nueva causa contra el club de Turín

Pavel Nedved grita su gol y Del Piero va a saludarlo; el checo, que con los años sería director deportivo de la Vecchia Signora, ha sido sancionado en esta nueva causa contra el club de Turín (ALBERTO RAMELLA/)

Juventus, como siempre un equipo repleto de estrellas, perdió entonces a sus principales figuras, que buscaron horizontes más competitivos: Zlatan Ibrahimovic y Patrick Vieyra se marcharon al Inter; el brasileño Emerson y Fabio Cannavaro emigraron a Real Madrid (años después volvería y sería perdonado por su afición); Gianluca Zambrotta y Lilian Thuram pasaron al Barcelona. Fue una sangría descomunal y un panorama desolador para los simpatizantes del equipo de Turín.

Sin embargo, hubo un puñado de futbolistas que se sintieron en compromiso moral para quedarse y devolver al club a la élite. Hoy son venerados como héroes: Alessandro del Piero, David Trezeguet, Mauro Camoranesi, Gigi Buffon, Giorgio Chiellini y… Pavel Nedved, hoy golpeado por esta sanción.

Finalmente, la sanción de quita de puntos pudo reducirse de 30 a 9, y la Vecchia Signora realizó una gran campaña en la que finalizó campeón, seis puntos por delante de Napoli y siete por delante de Genoa, los otros dos equipos que lo acompañaron en el ascenso a la primera división. En ese torneo, Del Piero fue el goleador con 20 tantos, seguido por Trezeguet con 15.

Juventus y un vergonzoso antecedente: el escándalo por compra de árbitros que lo mandó al descenso
Estas leyendo: la nacion