Por Steve Keating

TORONTO, 16 dic (Reuters) – Con la Copa del Mundo más
compacta alcanzando su clímax el domingo en Qatar con la final
entre Argentina y Francia, el testigo pasará a los coanfitriones
de 2026 -Estados Unidos, México y Canadá- en lo que será un
torneo mundial de fútbol de gran tamaño, con más juegos y
viajes, y mucha más cerveza.

Después de otorgar de manera controvertida la sede a Qatar,
un país más pequeño que el estado de Connecticut, la FIFA va a
lo grande en 2026, aumentando la cantidad de equipos de 32 a 48
con juegos en tres naciones y tantas zonas horarias.

La última vez que México (1986) y Estados Unidos (1994)
fueron sede de un Mundial había 24 selecciones.

Con 16 ciudades en Estados Unidos, Canadá y México
organizando partidos, la logística será alucinante incluso antes
de agregar 48 bases de entrenamiento de equipos.

El torneo de 2026 volverá a su ventana de verano tradicional
después de jugarse en noviembre y diciembre en Qatar para evitar
las temperaturas abrasadoras de junio y julio.

La mayor parte de la competencia será en Estados Unidos,
donde 11 ciudades desde Nueva York hasta Los Ángeles obtendrán
60 de los 80 partidos, incluidos los cuartos de final, las
semifinales y la final.

Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey son las sedes de
México, con Toronto y Vancouver asumiendo las responsabilidades
de los anfitriones canadienses.

Si bien el Mundial de Qatar se vio ensombrecido en ocasiones
por el trato que el estado del Golfo da a la mano de obra
migrante y su enfoque de los derechos LGBTQ y otras leyes
sociales restrictivas, el presidente de la FIFA, Gianni
Infantino, elogió la acción en el campo y describió la fase de
grupos como la mejor de la historia.

Sorpresas de áfrica y asia

Ese formato probado de ocho grupos de cuatro equipos, que ha
mantenido cautivados a cientos de millones de aficionados,
podría romperse para 2026, ya que la FIFA considera planes para
tener 16 grupos de tres equipos en la primera fase.

Más equipos significarán más sorpresas, como Arabia Saudita
venciendo a Argentina en su primer partido de grupo, dijo
Juergen Klinsmann, quien ganó una Copa del Mundo con Alemania y
luego entrenó a la selección nacional masculina de Estados
Unidos.

«Vamos a ver más sorpresas provenientes de África y Asia en
el torneo (2026)», dijo Klinsmann, jefe del grupo técnico de la
FIFA, a periodistas en Qatar.

La Copa del Mundo de 32 equipos en Qatar tiene un total de
64 partidos, completados en 29 días y, por ahora, el torneo de
2026 será de 80 juegos en 32 días.

Con grupos de cuatro equipos, habría 104 partidos, lo que
requeriría al menos una semana más.

Sin embargo, más partidos significarían más dinero por los
derechos de televisión y, dado que la Copa del Mundo genera
alrededor del 90% de los ingresos de la FIFA, sus líderes se
verán tentados.

Es casi seguro que un patrocinador que espera con ansias el
2026 es Budweiser, la cerveza oficial de la Copa del Mundo, a
quien los funcionarios de Qatar cerraron los grifos de los
estadios solo unos días antes del comienzo.

En el primer Mundial celebrado en un país musulmán
conservador con estrictos controles sobre el alcohol, era un
desafío encontrar cerveza o alcohol en Qatar y cuando lo hacías
era caro.

Pero en 2026 los grifos fluirán en 20 estadios junto con fan
zones llenas de seguidores sedientos.
(Editado en español por Carlos Calvo Pacheco)

La copa del mundo de fútbol va de lo compacto a lo súper grande en 2026
Estas leyendo: la nacion