Millones de turistas llegan a la ciudad de Londres cada año y son muchos los que desean ver en vivo y en directo a la Guardia del Rey. Se trata del contingente de infantería encargado de custodiar el palacio de Buckingham y el palacio de St. James, incluida la Clarence House de Londres.

Una empleada de la casa real británica renunció por un comentario racista

Ellos mismos son una atracción para los visitantes, pero el tema es que, pese a la presencia de numerosas personas a su alrededor que desean verlos, los guardias no pueden ni deben romper el estricto protocolo que les ordena marchar o quedarse inmóviles según sea la ocasión.

Los guardias permanecen dos horas de pie inmóviles y descansan otras cuatro

Los guardias permanecen dos horas de pie inmóviles y descansan otras cuatro

Frente a esta situación, la pregunta es: ¿qué pueden hacer exactamente cuando el público se interpone en su camino? De acuerdo con las reglas de la corona británica, hay una frase que tienen permitido utlizar si alguien los detiene o se presenta como un obstáculo para cumplir con sus tareas.

Aborto, pensamientos suicidas y los gritos de Guillermo: las revelaciones de la segunda parte del documental de Harry y Meghan

Según una publicación de Reddit, en la que un guardia se sinceró sobre su trabajo, las tropas de cuidado y protección del rey pueden alejar a las personas gritando advertencias si no se corren del lugar o si comienzan a actuar agresivamente. La frase más utilizada es “Abran paso a la Guardia del Rey”.

El guardia real reveló en Reddit una advertencia para los turistas: “Por favor, no se interpongan en el camino de los guardias, ya que no se detendrán ni marcharán alrededor de las personas que impiden su progreso. La advertencia habitual que gritan si alguien se interpone en el camino es: ‘Abran paso a la Guardia del Rey’”.

Harry y Meghan lanzan una seria denuncia contra la familia real británica en el final de su documental

Pero el trabajo de los guardias reales es mucho más que solo proteger las residencias de la realeza. Los hombres conocidos por sus altos y enormes sombreros de piel y sus trajes rojos se dedican también a otras actividades.

De acuerdo con Changing the Guard, un sitio web que proporciona datos sobre los horarios de los cambios de guardias, estos protectores tienen dos horas de servicio como centinelas y cuatro horas libres como para que sus cuerpos y mentes se recuperen. Puede que no parezca demasiado, pero lo cierto es que mantener el cuerpo absolutamente inmóvil durante un largo período de tiempo puede provocar agotamiento, tensión muscular, dolor en la parte posterior de la espalda e inflamación de pies. De hecho, a menudo se los puede ver caer redondos sobre el suelo durante largos eventos o cuando hace calor.

Harry & Meghan: la docuserie de Netflix superó un inesperado récord en medio de la polémica

Además de su deber de centinelas, también son responsables de patrullar los terrenos de los palacios de noche. Y una de las cosas más sorprendentes es que estos guardias también realizan tareas en todo el mundo como soldados profesionales y, de hecho, tienen la reputación de ser algunas de las tropas más hábiles del ejército británico.

La frase que la guardia real de la Corona británica puede usar para quitar a la gente del camino
Estas leyendo: la nacion