Luego de que la inflación minorista bajara de 6,3% en octubre a 4,9% en noviembre, la mayorista desilusionó a quienes pensaban que podría ir también por ese mismo camino descendente, ya que registró un aumento de 6,3% en el decimoprimer mes del año, como consecuencia de un incremento de 6,1% en los “Productos nacionales” y de 8,2% en los “Productos importados”.

El dato fue publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que además informó que el nivel general del Índice de precios internos básicos al por mayor (IPIB) mostró un ascenso de 6,7% en el mismo período. “En este caso, la variación se explica por la suba de 6,6% en los Productos nacionales y de 8,2% en los Productos importados”, agregó el organismo oficial en su informe.

Cuentas de argentinos: el acuerdo con EE.UU. entra en vigor en enero y el primer intercambio será a fines de 2024

Asimismo, el nivel general del Índice de precios básicos del productor (IPP) registró un incremento de 6,9% en el mismo período, como consecuencia de la suba de 8,8% en los “Productos primarios” y de 6,2% en los “Productos manufacturados y energía eléctrica”

La economista María Castiglioni Cotter, de C&T Asesores Económicos, comentó que la inflación mayorista se aceleró nuevamente y estuvo por arriba de la minorista en el mes. “Esto se dio por dos razones: por un lado, los productos importados subieron 8,2% y están acelerándose más que los nacionales, teniendo en cuenta el ritmo de aumento del dólar oficial y también de las restricciones a la importación que fueron muy severas y hacen que los precios suban. Por otro lado, los precios nacionales tuvieron un aumento más fuerte en manufacturados y energía eléctrica, con 6,3% y 6,4%, respectivamente”, señaló.

Asimismo, Castiglioni Cotter explicó que si se analizan los distintos precios que da a conocer el Indec en este informe, se ve que hay una brecha entre IPIB e IPP. “Básicamente, esa brecha tiene que ver con la distorsión en los productos agropecuarios y la implementación del dólar soja. Es decir, teniendo en cuenta los diferentes precios, estos productos aumentaron 5,8% en la versión IPIM o 10,7% en la versión IPP”, indicó la economista.

Por su parte, Eugenio Marí, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso, remarcó que “el Índice General de Precios Mayoristas acumula una suba interanual de 87,7%, reflejando la pérdida de valor de la moneda, aunque algunos puntos por debajo del índice minorista”.

Sin embargo, agregó Marí, dentro de esta aceleración hay varios rubros del relevamiento mayorista que han mostrado una suba muy por encima del promedio. “Por un lado, aparecen aquellos donde el proteccionismo comercial ha permitido una suba de precios por encima del promedio. Dentro de este grupo la suba más alta es la de ‘Prendas de materias textiles’, que registra un aumento interanual en noviembre de 117,1%, y ‘Textiles’, con 95,6%. También los del rubro de ‘Papel’ (104,2% interanual) e ‘Impresiones’ (106,7%)”, detalló.

La actualización de los precios regulados también se va haciendo notar. “Energía eléctrica” aumentó 99,6% anual y se espera que continúe siendo de los rubros que más suba.

En lo que respecta a los precios de los bienes importados, que aumentaron por encima del resto, Marí opinó que la causa se puede encontrar en el mayor ritmo de suba del tipo de cambio oficial que hubo en noviembre. “Pero principalmente en la escasez de productos que generaron las trabas a las importaciones, ya sea por la no autorización de las licencias de importación, como por la no autorización de acceso al mercado de cambios para realizar los pagos”, concluyó el economista.

La inflación mayorista fue de 6,3% en noviembre
Estas leyendo: la nacion