La tercera jornada de protestas de las organizaciones que reclaman la apertura de un camino público hasta el Lago Escondido generó momentos de extrema tensión en El Foyel, la localidad rionegrina ubicada a 46 kilómetros de El Bolsón, sobre la ruta 40. Los manifestantes avanzaron y atacaron con piedras, palos y hasta con una amoladora el portón de acceso al camino privado Domingo Puchy, también conocido como camino del Tacuifí, que lleva hasta el espejo de agua, quedando cara a cara con peones rurales y vecinos que se apostaron para resistir el embate.

En simultáneo, un grupo menor, que inició días atrás la travesía de montaña por el sendero largo y de acceso público que lleva al espejo de agua, se encuentra ya sobre la cabecera oeste del Lago Escondido y avanza en kayaks hasta el extremo opuesto, donde se ubica el casco de la estancia del británico Joe Lewis.

El asedio de Cristina al Presidente

Sobre la ruta 40, donde comienza el camino del Tacuifí, se produjeron hoy varios intentos por derribar y sobrepasar la reja, reforzada en las últimas horas con alambres de púa. También hubo incidentes en el forcejeo entre los peones y los manifestantes, consignó la agencia Télam. También señaló que hubo un herido por un piedrazo en la cara entre los manifestantes.

“Quisieron cortar el portón con una amoladora, pero no pudieron. No los dejaron. Y se quedaron ahí, están todavía ahí. Parecen unos teletubbies, porque andan todos con cascos de obra”, señaló a LA NACION un vecino de El Foyel que pidió preservar su nombre por miedo a represalias.

Los hechos de violencia se produjeron pese a la advertencia que los vecinos de El Foyel le enviaron la semana pasada por carta a la gobernadora Arabela Carreras. Allí, le recordaron los incidentes que se producen con cada marcha anual al Lago Escondido. “Nuestra tranquilidad queda a expensas de grupos violentos, nos han roto alambrados, lesionado vecinos, carneado animales. Nunca pudimos tener un responsable, siempre ocultos entre el tumulto y la clandestinidad”, indicaron, para advertir que durante la semana de protestas no pueden trabajar. “Por semanas, los que vivimos sobre el camino Domingo Puchy tenemos que vivir a tranquera cerrada. Y los que vivimos sobre la ruta 40 sufrimos la pérdida de clientes por los micros, los acampes y la violencia ejercida”.

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido (Télam/)

Las organizaciones que protestan en El Foyel se movilizaron en el marco de la Séptima Marcha por la Soberanía al Lago Escondido, que desde 2017 se organiza cada verano para reclamar la apertura del camino privado del Tacuifí y denunciar “un enclave británico” en la Patagonia, en alusión a la propiedad que Joe Lewis levantó sobre las costas del Lago Escondido.

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido (Télam/)

La decisión de intentar sobrepasar la reja había sido tomada anoche por los manifestantes, durante una reunión en un camping de El Bolsón. “Nosotros no somos violentos, nos organizamos y movilizamos en paz, con el objetivo puesto en la apertura al público del grueso portón que está instalado en el comienzo del camino del Tacuifí, la defensa del Lago Escondido y de la soberanía nacional”, le dijo a Télam Julio César Urien, titular de la Fundación Interactiva Para Promover la Cultura del Agua (Fipca), que organiza las marchas, a las que adhieren organizaciones políticas, gremiales y sociales, muchas de ellas ligadas al kirchnerismo.

Los manifestantes exigen que se cumpla el fallo de la justicia rionegrina que condenó a la Provincia a habilitar una vía de acceso al espejo del agua. Advierten que esa vía es el camino del Tacuifí, mientras que la gobernación -que apeló el último fallo de septiembre de 2022- sostiene que la sentencia original no aludía a ese camino privado, de unos 20 kilómetros de extensión y que conecta una docena de campos y quintas, sino al sendero largo e intrincado de montaña por el que se puede llegar al Lago Escondido tras una travesía de varios días.

Por ese camino de montaña avanza otro grupo de manifestantes, de unos 60 miembros, que se identifican como la columna “Juan Azurduy”. Tras hacer una primera escala en el Lago Soberanía, una zona altamente protegida y donde está prohibido acampar y hacer fuego, ayer habían llegado a la cabecera oeste del Lago Escondido. En el otro extremo del espejo de agua se encuentra la mansión de Lewis. Desde la empresa que administra la estancia advirtieron que en estos momentos un grupo de manifestantes avanza hacia la estancia en kayaks y botes.

El Presidente accede a armar la mesa política nacional que le exige el kirchnerismo, pero la condiciona a que le permitan ser candidato

El final de esa travesía podría derivar en un nuevo hecho de mayor tensión, ya que los miembros de la columna “Azurduy” planean emprender el regreso no por el camino de montaña por el que avanzaron, sino por el camino del Tacuifí, donde más tarde o más temprano se toparán con los vecinos y peones rurales que resguardan las propiedades privadas sobre la ruta 40. Ayer, el juez de feria de Bariloche, Mariano Castro, instó al Poder Ejecutivo de Río Negro a hacerse responsable de “la integridad física” de los manifestantes.

Carreras defendió a la policía y pidió fondos a Nación

La gobernadora Carreras defendió hoy el accionar de la policía provincial en el contexto de la marcha a Lago Escondido y destacó que se busca cuidar “la integridad de las personas y de los bienes”. Según explicó, la provincia de Río Negro tiene alrededor de $24.000 millones de inversión “en obras de caminos pendientes de obtener el financiamiento nacional”, y explicó que se trata de caminos rurales y privados que, “se convierten en sendas habituales como es este camino de Tacuifí”.

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido (Télam/)

Asimismo, agregó que también se incluye a las rutas provinciales o rutas más oficiales que necesitan ser repavimentadas: “Toda esa larga lista es lo que los rionegrinos nos reclaman, dentro de ese reclamo también está Tacuifí, son $24.000 millones en inversión que necesita Río Negro en caminos”, aseguró.

Rechazo judicial a los manifestantes

En paralelo, hoy se conoció el fallo del titular del Juzgado Civil, Comercial, Minería y Sucesiones Nº3 de Bariloche, Santiago Morán, en el que rechazó in limine la acción de amparo presentada por Urien, el titular de Fipca, para que se garantice el acceso al Lago Escondido a través del camino privado del Tacuifí.

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido

Los integrantes de la 7ma. Marcha por la Soberanía al Lago Escondido intentan ingresar hoy al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido (Télam/)

El juez advirtió que la cautelar no procede porque ya existe una causa abierta con el mismo objeto y que el expediente impulsado por Magdalena Odarda, exsenador y extitular del INAI, para la apertura del camino público al Lago Escondido, se encuentra en trámite actualmente en el Superior Tribunal de Justicia de la provincia.

“La acción de amparo no resulta viable, por cuanto ya se encuentra judicializada y pendiente de una resolución firme atento el recurso de casación interpuesto, con lo cual a todo evento deberá ocurrir ante dicho organismo”, sostuvo el juez al denegar el amparo de los manifestantes.

Gauchos bloquean el camino de Tacuifí

Gauchos bloquean el camino de Tacuifí (Télam/)

Lago Escondido: manifestantes atacaron la reja del camino privado y otro grupo avanza en kayaks hacia la estancia de Joe Lewis
Estas leyendo: la nacion