Las ventas en los comercios minoristas registraron en septiembre una disminución de 3,5 por ciento interanual, mientras que frente a agosto pasado reflejaron una merma de 1,4 por ciento, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Es la tercera caída interanual consecutiva, pero todavía las ventas acumuladas en lo que va del año se mantienen en positivo con una suba de 0,5 por ciento.

Cinco de los seis rubros que releva el índice de CAME quedaron en rojo en la comparación interanual de septiembre. El único sector que mostró un resultado positivo fue Farmacia y Perfumería, con una suba de 8,1 por ciento interanual en las ventas, mientras que la mayor caída se registró en el rubro Textil e indumentaria con un derrumbe del 17 por ciento anual.


alojamiento wordpress

Lo que sigue es el detalle por rubro:

1) Alimentos y Bebidas. Las ventas disminuyeron 1 por ciento anual y 3,6 por ciento mensual, a valores constantes. CAME informó que los negocios consultados coincidieron que el mes estuvo marcado por una merma en la demanda y dificultades para reponer mercaderías. También marcaron como aspectos negativos las subas de precios semanales y la acumulación de deudas con proveedores.

2) Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles. El desplome fue del 5,1 por ciento anual en septiembre y 3 por ciento en la comparación mensual, a valores constantes. Fue otro mes en baja para las pymes del rubro que ubicaron al incremento del costo financiero del último mes, al faltante de productos y, sobre todo, los aumentos de precios en cada entrega de mercadería, como la justificación de este comportamiento de las ventas.

3) Calzado y marroquinería. Las ventas del sector se retrajeron 10,5 por ciento anual y 5,7 por ciento mensual en septiembre, siempre medidas a valores constantes. “La mayoría de los comercios consultados llevaron adelante acciones para levantar la venta: reformas en los locales, incorporación de nuevos segmentos de productos, liquidaciones anticipadas, fueron algunas de las estrategias para despertar el interés de un público poco entusiasmado, aunque la evolución de los precios desanimó al consumidor”, aseguró CAME.

4) Farmacia y perfumería. En este rubro hubo un aumento del 8,1 por ciento anual y 5,1 por ciento mensual. Además, es el único sector que contabiliza registros positivos desde hace 4 meses en forma consecutiva.

5) Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción. La actividad minorista retrocedió 0,6 por ciento anual en septiembre a valores constantes y 1 por ciento en la comparación intermensual. Si bien septiembre suele ser un mes de baja actividad, pinturas y elementos para refacciones registraron mejores números que aquellos relevados por los materiales eléctricos. “Los incrementos de precios continuaron, pero con menos frecuencia y en porcentajes más reducidos de lo registrado durante los meses de julio y agosto pasado”, aseguró CAME.

6) Textil e indumentaria. Las ventas minoristas se derrumbaron 17 por ciento anual en septiembre y 1,3 por ciento en la comparación mensual. Es el quinto mes consecutivo en que sus indicadores caen. Además, en septiembre se registró el declive más importante del año. Las tiendas se están manejando con subas de precios interanuales por encima del 100 por ciento lo que describe porqué la demanda se retrae tanto. “Algunos comerciantes mostraron preocupación creciente por una tríada de elementos que se retroalimentan y que explican esta evolución: el aumento de la informalidad, la evolución de la venta online y la suba de precios. Aun así, las expectativas para octubre, noviembre y diciembre son alentadoras, por el Día de la Madre, el Mundial y las fiestas”, cerró CAME. 

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario