“Esto es un desastre. Yo les tengo que llevar la grabación en la que están los que me robaron. Y ellos (la policía), no hace nada, No pueden tardar tanto en resolver algo”. Con angustia y mucha desesperación es que una víctima de robo habla en Junin24 y cuenta lo que le está pasando. A medida que lo relata se le quiebra la voz. “Yo soy pobre. Tenés que ver cómo es mi casa. Ayer entraron, me rompieron la puerta y me sacaron todo. La moto, una bicicleta, dos garrafas, la Play de mis hijos, un casco, una moladora”.

El tema es que eso no fue todo. “Me tuve que mover yo. Ver los pedazos de mi moto –la desarmaron-, mirar las imágenes en las que se los ve cruzando la ruta con mis garrafas. Mientras tanto ellos están sueltos, robando. Y hasta me amenazaron hace un rato con un fierro”. Los hechos concretos son que mientras “festejaba el primer día del año”, le entraban en su vivienda ubicada en inmediaciones de Camino del Resero y República, le rompían la puerta de acceso y le llevaban cuanto objeto de valor encontraron a su paso. Cuando se encontró con la desolación misma de ver que había perdido “todo lo de valor que tenía”, hizo la denuncia.

No conforme también empezó a averiguar, buscar, hasta que encontró. Así es que volvió a Comisaría Segunda. Quería recuperar algo. Aportó la información necesaria. Asegura que nadie la escuchó. Ahora y más allá de la preocupación que le genera que la sigan amenazando, quiso hacerlo público.
Es un claro ejemplo, otra vez, que los tiempos de la gente no son los de la justicia, cuando lo que hay del otro lado es nada más ni nada menos que una mujer desesperada que le da pelea a la vida todos los días, que de buenas a primeras le sacan lo poco o mucho que tenía y cuando consigue ella hacer el recorrido de los ladrones, impotencia porque los que tienen que hacer – según expresa en su relato – no lo hacen.

Imagen ilustrativa

La entrada Le robaron, sabe donde están las cosas, y asegura que nadie la escucha se publicó primero en Junín 24 – Noticias de Junín.

Le robaron, sabe donde están las cosas, y asegura que nadie la escucha
Estas leyendo: Junin