NUEVA YORK, 25 ene (Reuters) – El líder de un prominente
grupo criminal colombiano dedicado a la exportación de cocaína
se declaró el miércoles culpable por cargos de narcotráfico en
Estados Unidos, revelaron los registros judiciales.

Dairo Antonio Úsuga, más conocido como ‘Otoniel’, admitió
ante un tribunal federal de Brooklyn un cargo de dirección de
una empresa criminal continuada, así como dos cargos de
distribución de drogas derivados de acusaciones federales en
Manhattan y Miami que fueron transferidas.

Úsuga, de 51 años, fue capturado por las Fuerzas Armadas de
Colombia en octubre de 2021 cerca de la frontera del país
sudamericano con Panamá, acusado por Estados Unidos de
contrabandear cantidades «escandalosas» de cocaína mientras
lideraba el Clan del Golfo.

El Clan del Golfo cuenta con más de 1.200 combatientes y
está relacionado con el narcotráfico y la minería ilegal, así
como con asesinatos de líderes comunitarios, según fuentes de
seguridad.

«Con la declaración de culpabilidad de hoy, el sangriento
reinado del narcotraficante colombiano más violento e importante
desde Pablo Escobar ha terminado», dijo en un comunicado Breon
Peace, el principal fiscal federal de Brooklyn.

Úsuga, quien previamente se declaró inocente, se enfrenta a
una pena mínima obligatoria de 20 años de prisión. Al solicitar
su extradición desde Colombia, los fiscales acordaron no pedir
cadena perpetua, según consta en los documentos judiciales.

«El señor Úsuga David se declaró culpable porque quiere
aceptar la responsabilidad lo antes posible por sus crímenes»,
dijo su abogado Alexei Schacht en un correo electrónico. «Espera
que su declaración y sus anteriores llamamientos a la paz puedan
contribuir a hacer de Colombia un lugar más pacífico».

La juez federal Dora Irizarry, que supervisa el caso, aún no
ha fijado una fecha para la sentencia. Úsuga está detenido en el
Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn desde mayo del
2022 cuando fue extraditado desde Colombia.

La extradición a Estados Unidos, históricamente el principal
aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico, es una de
las principales armas de Bogotá para combatir el narcotráfico y
la más temida por los traficantes.

La figura fue abolida en 1991 en una asamblea que reformó la
Constitución en medio de una campaña de amenazas, asesinatos y
ataques con bombas de narcotraficantes. Sin embargo, fue
restablecida en 1997 con una reforma aprobada por el Congreso.

Colombia ha extraditado a Estados Unidos a más de 2.500
personas, la mayoría por cargos de narcotráfico.
(Reporte de Luc Cohen en New York. Editado por Luis Jaime
Acosta)

Líder del cartel colombiano 'otoniel' se declara culpable de cargos de narcotráfico en eeuu
Estas leyendo: la nacion