Lionel Messi tuvo en sus pies la oportunidad más clara de abrir el marcador para el seleccionado argentino en el partido decisivo frente a Polonia, por la tercera fecha del Grupo C. El rosarino ejecutó el penal que se convalidó a través del VAR y se lo desvió el arquero Wojciech Szczęsny, que con sus atajadas se convirtió en la figura del primer tiempo.

En la jugada polémica que se sancionó la falta, el propio Messi había saltado a cabecear entrando por atrás y el número 1 polaco llegó a rozarlos con un guante después de que Leo había golpeado el balón hacia afuera. En la definición desde los doce pasos, el argentino buscó asegurarla con un remate fuerte, pero Szczęsny levantó su mano derecha y evitó el grito.

Antes y después, Argentina tuvo otras buenas posibilidades de marcar. La primera también tuvo a Messi como protagonista, que definió al primer palo ingresando por la izquierda y chocó con las manos de Szczęsny.

A los 28, Argentina tuvo una doble chance en continuado. La definición de Julián Álvarez la despejó un defensor y en el rebote, Marcos Acuña definió cruzado, apenas desviado.

Con dominio absoluto, Argentina siguió buscando y Alexis Mac Allister puso en clara posición de gol a Julián, que resolvió mano a mano y su zurdazo encontró a Szczęsny achicándole a mitad de camino. Fue otra atajada clave del arquero, en esa jugada previa a la sanción del penal.

Sobre el final de esa etapa, otra vez Álvarez volvió a intentar, esta vez luego de un enganche hacia adentro y también se encontró con las manos del arquero polaco, cuyo rebote pegó en Rodrigo De Paul y volvió a sus manos. Iban 42 minutos.

Después de un primer tiempo plagado de oportunidades, el segundo comenzó con el gol de Alexis Mac Allister, que enganchó la pelota en un centro atrás de Nahuel Molina y estableció el 1-0 con el remate cruzado, que se metió junto a un palo.

En una gran jugada de equipo, Argentina aumentó la ventaja a los 22, con una muy linda definición de Julián al ángulo, luego de recibir una habilitación fantástica de Enzo Fernández, adentro del área.

El propio Enzo también llegó en posición de gol poco después y Szczęsny se lo impidió al arrojarse hacia la izquierda y poner el cuerpo y las piernas para neutralizar la definición.

Sobre el final, un polaco jugó mal la pelota para atrás y le sirvió el gol a Lautaro Martínez, que había ingresado por Álvarez, pero el remate del delantero se fue desviado. Fue el 22° disparo del seleccionado hacia el arco polaco.

En el tiempo de descuento, Szczęsny llegó a manotear la pelota cuando Nicolás Tagliafico llegó en solitario al área, lo enfrentó y la picó, pero antes de que se convierta en gol un defensor despejó casi en la línea.

Los goles de Alexis Mac Allister y Julián Álvarez en Argentina – Polonia y las atajadas de Szczęsny
Estas leyendo: la nacion