Lucila “La Tora”, tras su salida de Gran Hermano: su cruce con Juliana, el jugador al que ve “de vacaciones” y de qué se arrepiente

Desde que se presentó en el reality, siempre confesó ser alguien que va de frente. Y cumplió: a lo largo de las semanas que estuvo en la casa de Gran Hermano, Lucila “La Tora” Villar protagonizó varios cruces y en más de una oportunidad, hizo gala de una gran efervescencia.


alojamiento wordpress

En diálogo con LA NACIÓN, la joven de 28 años, oriunda de Berazategui, repasó su estrategia dentro de la competencia y, si bien se mostró conforme con su forma de juego, lamentó algunos de sus exabruptos que la llevaron a ser expulsada por el voto del público.

-¿Considerás que no supiste leer el juego?

-Creo que en parte fue así, porque sino no estaría afuera. Quizá tendría que haber bajado muchos cambios y no ser tan temperamental. Aparte de vivir la experiencia de jugar yo también fui a divertirme, y la verdad es que tuve afinidad con un grupo y no con los chicos que quedaron. Y eso no es algo que cambiaría, aunque sí modificaría mi carácter temperamental.

-Pero ese carácter es parte de tu esencia, así que en ese sentido fuiste fiel a vos misma…

-Yo estoy muy tranquila, siempre fui leal a mi juego, a mis pensamientos y a mis convicciones, aunque a veces no de los mejores modos, que obviamente es algo a mejorar en mí. Pero me fui, siguiendo mis pensamientos y en lo que creía, y en eso estoy tranquila.

-¿Te arrepentís de algo en lo referido a tu paso por la casa?

-Me arrepiento de decir públicamente que quería que se fuera un participante [en referencia a Agustín], pero después no me arrepiento de nada, yo soy esto. Por ahí mejorar las formas, que son brutas, pero después el mensaje a transmitir y mis pensamientos siempre fueron esos. Yo voy adelante, como la Tora.

-Vos formaste parte de un equipo del que primero se fue Tomás, luego Martina, Mora, Juan, y ahora vos. A nivel grupo, ¿en qué pensás que se equivocaron?

-Yo no arranqué en ese grupo. Al principio ellos hicieron un juego muy bruto, muy para romper la casa con temas como el de la comida, y con eso nunca estuve de acuerdo. Y quizá Juan se alejó un poco más, y cuando vi que se quedó tan solo, yo Lucila, como persona, no iba a dejarlo así, y ahí tuve mucha afinidad con él. Juan estuvo bastantes días solo, y mientras estuviera yo, no iba a dejar que eso pasara.

-¿Sentís que te quedó algo pendiente a lo largo de tus días en el reality?

-No, hice todo. Me faltó el respaldo de la gente, pero yo tengo fe que va a haber revancha y me van a elegir.

-Y si volvieras a la casa, ¿qué cambiarías?

-Seguiría con mi carácter, pero cambiaría las formas, porque obviamente no está bueno explotar, no está buena la violencia, porque yo decía muchas malas palabras o que tenía ganas de pegar, y eso no está bueno como mensaje. Pero seguiría con mi mismo juego, aunque en otros tonos y de otras maneras. Después sería igual de temperamental, e iría de frente como siempre.

-De ese grupo de los Monitos ahora solo quedó Nacho. ¿Cuál pensás que va a ser su destino de acá en más?

-Lo que le depare a Nacho adentro de la casa no lo sé, pero él es un pibe fuerte desde chiquito y va a poder con todo, no tengo ninguna duda. Hasta puede que juegue solo, y por cómo es él, no creo que la caretée, ni que se junte con otro grupo. Sí va a convivir, sí la va a pasar bien, pero va tener recontra en claro quién es quién. Tengo toda la fe que Nachito va a llegar lejos.

-¿Y quién pensás que va a placa el próximo domingo?

-Si no ganan el juego del líder, y ojalá lo ganen, creo que van a ir Cata y Nacho. Calculo que también Juliana y puede que vayan por Coti.

-Vos tuviste un cruce muy fuerte con Juliana, ¿te arrepentís de esa discusión y cómo arengaste?

-No me arrepiento de nada, porque como dije en vivo, que no sé si salió al aire, ella juró barbaridades por su hermano muerto y juró porque se le muera su mamá, y a las pruebas me remito. Yo me sentí muy traicionada, fui leal a mis principios y no me arrepiento de haber ido a la pieza a decirle lo que creía, que era una careta y una falsa. Y en la cena que tuvimos, cuando me empieza a decir de todo, yo le respondí: “No te olvides que juraste por tu hermano muerto”, y me mintió en la cara. Yo en el juego mentí, pero después fui a la cámara y dije: “Perdón, gente, pero lo hago por estrategia”. Pero ella mentía y después miraba cínicamente a la cámara y aseguraba: “Lo juro por mi hermano muerto y por mi mamá, que se muera ahora”, y eso es un montón para un juego.

-¿Viendo la casa desde afuera, hay alguien que te sorprenda que tenga mucha banca entre el público?

-Sí, me pasa eso con Marcos, no lo puedo creer. Él se fue de vacaciones, se la pasa entrenando, duerme, come y nada más. No es que hace algo copado, ni siquiera una discusión (risas). Nada, solamente anda diciendo: “¿Todo bien primas?”, y la gente ama eso. Marcos está de vacaciones, pero acá estamos en Gran Hermano.

-Vos con Nacho tuviste un vínculo de mucha complicidad, ¿cómo ves que él se lleve tan bien con Coti?

-Creo que es parte del juego de los dos. En su momento con Nacho también tuvimos un juego así, y sé que ella tiene el mismo pensamiento hacia Nacho, es algo mutuo. Yo con Coti no tengo relación, siempre fue muy caprichosa, muy de llevar y traer, y yo no me manejo con esos códigos, entonces lo banco a Nachito nomás.

-¿Cómo recordás el episodio entre Alfa y Coti? Porque ese fue un momento en el que vos te plantaste de forma muy contundente…

-Antes del episodio con Alfa, yo tengo una charla con Agustín, que es cuando me enojo, donde me dice que para acosar a una persona tiene que legalmente darse una situación repetidas veces. Entonces si pasa alguien por la calle y me muestra su miembro, ¿tiene que hacerlo varias veces para que yo lo pueda denunciar? Y él me dice que sí, y yo no podía creer que estaba conviviendo con una persona así, entonces ya venía picada con eso. Después salta Alfa que dice “fue broma”, y salté también asegurándole que eso no es broma. No sé cuántas veces se mostró el tape, pero en la casa Coti habló mucho del tema durante dos semanas, y ella siempre me contó que se sintió mal, que se sintió acosada. La verdad es que le creo a ella, y si Coti después lo perdonó es su asunto, pero para mí eso es acoso de acá a la China, y esas cosas no son broma. Yo doy mi punto de vista por creencias, experiencias y demás.

-A diferencia de algunos de tus compañeros, vos saludaste a todos cuando te fuiste… ¿No hay rencores?

-Sí, yo saludé a todos. Acá en Gran Hermano considero que nadie es mala persona, sí somos todos jugadores y hay cosas en las que sí y en las que no estamos de acuerdo. Cosas que comparto y cosas que no, pero nadie es mala persona, y obviamente voy a saludar las veces que sean necesarias, y una cosa no tiene que ver con la otra. El juego no tiene que ver con la convivencia ni con lo personal.

Lucila “La Tora”, tras su salida de Gran Hermano: su cruce con Juliana, el jugador al que ve “de vacaciones” y de qué se arrepiente

Deja un comentario