Mañana: en solo 4000 escuelas primarias del país tomarán un prueba clave para medir el nivel de aprendizaje de los chicos

Alrededor de 150.000 alumnos de 4000 escuelas primarias de todo el país realizarán mañana la prueba Aprender que organiza el Ministerio de Educación de la Nación a través de la Secretaría de Evaluación e Información Educativa (SEIE).


alojamiento wordpress

“Más zapatillas, menos pastillas”: el método “antiage” de un grupo de mujeres que intriga a los vecinos de Belgrano R

La evaluación sirve como indicador del nivel educativo y se examinará a los alumnos del primario en las asignaturas de lengua y matemática. Según informó la cartera a cargo de Jaime Perczyk, la prueba se incorporó al Plan de Evaluación Educativa 2021-2022 por el Consejo Federal -integrado por los ministros del área de las 24 jurisdicciones- para obtener una medición intermedia entre la prueba censal de primaria de 2021 y la que se tomará el año próximo. En octubre pasado, el operativo se implementó en el nivel medio. De hecho, rindieron el examen 594.000 estudiantes del último año de secundaria. En esta oportunidad, los resultados de las pruebas de los alumnos del primario estarán disponibles a partir del inicio del ciclo lectivo del año próximo.

“La prueba permite analizar los desempeños en el contexto educativo actual de presencialidad plena, acompañado por la implementación de programas nacionales y jurisdiccionales destinados a la intensificación de la enseñanza y a la provisión de recursos pedagógicos. Aprender 2022 posibilitará conocer el grado de dominio que las y los estudiantes de nivel primario tienen sobre un recorte específico de contenidos y capacidades cognitivas de lengua y matemática durante su trayectoria escolar”, informó el ministerio en un comunicado.

Desde el organismo sostuvieron que se aplicarán los cuestionarios tradicionales a los directivos y estudiantes con un módulo adicional que permitirá examinar la implementación de “Libros para Aprender” y el uso del material de lectura distribuido por el ministerio.

“La evaluación contribuirá al diagnóstico del sistema educativo, promoverá procesos de reflexión al interior de las escuelas, generará evidencia para la toma de decisiones y enriquecerá el debate público de todos los actores involucrados al quehacer escolar”, agregó el comunicado.

Mundial de Qatar 2022: cómo revertir la desilusión que produjo la derrota en los chicos: una escuela podría tener la respuesta

Resultados

El análisis comparativo de las últimas ediciones de Aprender sirvió para medir cómo impactó la falta de horas de clases producto de la irrupción del coronavirus que desencadenó medidas de aislamiento obligatorio y el cierre de las aulas. El índice recabado en 2021 señaló una pronunciada caída en los resultados educativos comparado a los años anteriores.

En julio, un informe difundido por el Observatorio Argentinos por la Educación, una ONG, mostró que todas las provincias empeoraron sus rendimientos en el área de lengua en comparación con la situación anterior a la pandemia. El análisis se hizo en base a los datos de los resultados de las pruebas Aprender 2021 a nivel nacional, que se tomaron a alumnos de sexto grado del nivel primario de todo el país en diciembre pasado,

La ONG sostuvo -en base al indicador proporcionado por el ministerio- que entre 2018 y 2021 el porcentaje de estudiantes argentinos de primaria con buenos resultados en lengua pasó de 75,3% a 56%: una caída de 19,3 puntos porcentuales. En tanto, en Matemática se registró un retroceso de 2,6: la cifra cayó de 57,4% a 54,8%.

Las jurisdicciones con menor porcentaje de estudiantes de primaria en los niveles de desempeño satisfactorio y avanzado en lengua fueron Chaco (39,6%), Catamarca (43,9%) y Santiago del Estero (45%), mientras que la ciudad de Buenos Aires (73,6%), Córdoba (66,3%) y Tierra del Fuego (63,7%) fueron las que obtuvieron los mayores porcentajes.

Secundario

En octubre pasado, se realizó la medición con casi 600.000 estudiantes de secundario que fueron evaluados en lengua y matemática. Según el Ministerio de Educación nacional, el diseño de aquella evaluación se basó en los Núcleos de Aprendizaje Prioritarios (NAP) y fue sometido a consulta con las jurisdicciones de todo el país, de manera que reflejara un consenso federal sobre los objetivos y contenidos de la evaluación.

Aquella edición también relevó información sociodemográfica de las escuelas y sus estudiantes con el propósito de identificar los distintos factores de naturaleza estructural y contextual que inciden sobre el aprendizaje.

La última pruebas Aprender de nivel secundario se había tomado antes de la pandemia, en septiembre de 2019. Fueron evaluados 473.000 estudiantes y los resultados que se divulgaron en octubre de 2020, ya mostraban grandes desigualdades: solo el 28,6% de los estudiantes secundarios lograba un buen desempeño en matemática, mientras que en lengua el desempeño satisfactorio y avanzado fue del 61,7%.

Mañana: en solo 4000 escuelas primarias del país tomarán un prueba clave para medir el nivel de aprendizaje de los chicos

Deja un comentario