El ministro de Economía, Sergio Massa, y el secretario de Agricultura, Juan Bahillo, anunciaron este martes una medida destinada a pequeños productores de soja y maíz para financiar la compra de fertilizantes y semillas, con el objetivo de ayudar a aumentar la superficie sembrada el año que viene.

La medida, precisaron los funcionarios, consiste en el otorgamiento de aportes no reintegrables: los productores de hasta 400 hectáreas de soja recibirán $6.000 por hectárea, mientras que los pequeños productores de maíz de hasta 100 hectáreas contarán con una ayuda de $20.000 por hectárea


alojamiento wordpress

El aporte lo recibirá el productor por «trasferencia en una cuenta, de manera directa», aseguró Massa durante el anuncio, que se llevó a cabo en la localidad de Las Heras.

Con estas cifras, que surgen al calcular el 40% de lo que los productores invierten por hectárea en fertilizantes y semillas, un productor de soja de 400 hectáreas recibiría un monto total aproximado de $2,4 millones y uno de maíz de 100 hectáreas alcanzaría los $2 millones.

La iniciativa, que comenzará a regir el 1 de noviembre, se da en el marco de ampliación del programa de fortalecimiento para pequeños y medianos productores anunciado semanas atrás por Massa, que contempla partidas por un total de alrededor de $40.000 millones. 

Podrán participar aquellos productores pymes que no se registraron en el Programa de Incremento Exportador (PIE) conocido como “dólar soja” y, en el caso de específico de la oleaginosa, quienes no tengan más de un 15% de stock retenido.

Mesa de enlace

La medida fue comunicada este lunes por Bahillo a las autoridades de las cuatro entidades que conforman la Mesa de Enlace: Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas, Coninagro, Federación Agraria, en una reunión que se celebró en la sede de la cartera de Agricultura.

Este martes, al oficializar la iniciativa, Massa agradeció a la Mesa de Enlace por «entender la importancia» de esta medida. «Es muy importante que tengamos la capacidad de trabajar juntos el sector privado y el Estado para tratar de entre todos sacar a la Argentina de esta situación», señaló. 

«Nos vamos a pelear un montón de veces, nos vamos a poner de acuerdo otras tantas, lo importante es que tengamos la buena fe de sentarnos a la mesa, dialogar con los números y con las cartas arriba de la mesa de manera honesta y transparente», añadió dirigiéndose a los representantes de la Mesa de Enlace presentes en el acto.

Ampliar la superficie sembrada

«Cuando pusimos en marcha el programa de fomento exportador se plantearon dos objetivos«, recordó Massa este martes. El primero estuvo «enfocado en construir el abrazo entre sectores productivos y los sectores más vulnerables y en el día de ayer más de 500.000 personas se inscribieron en el bono solidario que en noviembre y diciembre el Estado va a pagar».

El segundo objetivo, continuó, «es este que empieza hoy, que está enfocado en los pequeños y medianos productores, aquellos que no llegaron al programa de fomento exportador porque tienen unidades chicas y habían vendido su producto apenas habían terminado la cosecha y no tuvieron la oportunidad de acceder a mejores precios».

Con la medida anunciada este martes, aseveró, «estamos cambiando una lógica, estamos yendo a un modelo en el que subsidiamos el 40% de los gastos del productor en fertilizante y semilla para que pueda seguir ampliando su capacidad productiva y para que de alguna manera el Estado pueda devolverles parte del esfuerzo que el conjunto del sector agropecuario hizo a la hora de poner en marcha el programa de fomento exportador».

Esta iniciativa, remarcó el ministro, busca que «de alguna manera tengamos la oportunidad de ampliar la superficie sobre la cual Argentina genera recursos y riqueza». En concreto, adelantó, «aspiramos a tener más de 1 millón de hectáreas más sembradas, en el desafío de entender que cuanto mayor capacidad de producción tenga el sector agropecuario, mayor capacidad de exportación tiene la Argentina».

Mesa para atender las dificultades de la sequía

Durante el acto, el ministro hizo mención a las dificultades que está presentando la «sequía única» que registran algunas zonas del país. Para atender a esa problemática, «he instruido al secretario de agricultura que desde mañana armemos una mesa con las entidades, con el INTA y con los sectores de comercialización para ver cuáles son las mejores medidas a los efectos de que tengamos la capacidad de responder a la emergencia de la sequía y a la dificultad que representa en capacidad de alimento de animales», dijo Massa.

Y concluyó, insistiendo en la importancia del diálogo entre el sector público y el sector privado: «La agenda de crecimiento de nuestra producción es un desafío que enfrentamos juntos, el gobierno y el campo, para transformar a la Argentina en un jugador global en materia de exportación de proteínas y esa tarea nos obliga a sentarnos a la mesa y a ponernos de acuerdo para darle garantías de seguridad alimentaria a nuestra población a precios accesibles pero también garantía de participación fuerte en el mercado exportador a nuestro sector agroindustrial, que es uno de los actores más pujantes de nuestra economía».

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario