Mientras se están entregando las primeras unidades del renovado Nissan Kicks MY2023, nos pareció una buena oportunidad para probar el modelo actual, que todavía sigue vigente y que es uno de los SUV del segmento B más exitosos. Producido en Brasil está disponible en cinco versiones: Sense con transmisión manual, Advance (manual y automático), Advance Plus (AT) y la tope de gama Exclusive AT que fue la que probamos.

Desde que se lanzó en 2018 el Kicks siempre destacó por su diseño moderno y atractivo. En el último restyling que se le realizó había estrenado la nueva parrilla V-Motion, nuevos paragolpes delantero y trasero y faros delanteros con Signature Lamps en LED y el techo tipo flotante (llamado Halo Roof), todos cambios que le mejoraron la impronta y que le dieron un aire más deportivo.

  • Largo: 4,308 m
  • Ancho: 1,760 m
  • Alto: 1,613 m
  • Distancia entre ejes: 2,62 m
  • Capacidad del baúl: 432 L
  • Capacidad del tanque: 41 L
  • Neumáticos: 205/55 R17″

Respecto de la actualización, las modificaciones que se verán tienen que ver con algunos elementos estéticos (nueva consola y tapizados para las versiones más bajas) y también el agregado tecnología (faros antiniebla y cargador inalámbrico de celulares), además del nuevo logotipo de la marca, pero conservará la estética y la silueta conocidas.

En el interior no hay novedades estéticas, pero sí hay agregados de elementos de conectividad, como el nuevo sistema multimedia Nissan Connect compatible con Android Auto o Apple CarPlay que permiten disfrutar de todas las aplicaciones en una pantalla táctil de 8″, la incorporación de un sistema de audio con 8 parlantes premium BOSE de los cuales 2 están integrados en el apoyacabeza y más puertos USB-C.

El Nissan Kicks tiene mucha tecnología de confort y seguridad

El Nissan Kicks tiene mucha tecnología de confort y seguridad

Además, el equipamiento destaca por el climatizador automático, apertura y arranque sin llave, volante multifunción, tapizados de cuero y más.

En cuanto a la posición de manejo es óptima y fácil de encontrar debido a las múltiples regulaciones que ofrecen la butaca y la dirección, y el espacio interior es amplio adelante y correcto atrás, donde dos adultos pueden viajar con comodidad. Además, el baúl tiene dimensiones correctas (431 L estirables cuando se rebaten las plazas traseras).

Cumple con su cometido

Ni en esta ni en la próxima versión hay cambios en la mecánica: mantiene el motor naftero de 4 cilindros en línea y 16 válvulas con 1.6 L de cilindrada, que genera 120 CV a 6300 rpm y 15,2 kgm a de par a las 4000 rpm, en este caso asociado a una transmisión automática del tipo CVT (variador continuo) con 6 relaciones preprogramadas para el uso manual-secuencial con la selectora. La tracción es delantera.

El conjunto cumple satisfactoriamente con el uso para el que está pensado, el familiar y con el ojo puesto en la eficiencia. Por eso se muestra muy relajado en tránsito urbano aunque denota la falta de nervio cuando se lo exige especialmente (en eso influye que el impulsor entregue el torque tan arriba y que la caja, como toda CVT, tenga tendencia a patinar y demorar el paso de las marchas). Pero, claramente, no es un vehículo con el cual se busque bajar tiempos sino apuntado al confort.

De ahí que destaque tanto en ese aspecto (es cómodo, dócil y mullido en el andar, gracias al buen reglaje de las suspensiones pensadas específicamente para nuestra región) como en su comportamiento dinámico (con mucha agilidad en ciudad y aplomado y estable en ruta).

  • Motor: naftero
  • Cilindros: 4 en línea
  • Cilindrada: 1598 cc
  • Potecia: 120 CV a 6300 rpm
  • Par: 15,2/4000 kgm/rpm
  • Caja: automática CVT
  • Tracción: delantera

Las prestaciones están acorde con lo que se puede esperar en un vehículo de este tipo: acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 s, cubre los 400 m en 18,2 s y recupera de 80 a 120 km/h en 9,2 s.

En cuanto al consumo es bastante contenido: demanda 10,2 L/100 km en uso urbano y 8,7 L/100 km en ruta a 120 km/h constantes.

Como apunta al público familiar, la dotación de seguridad es realmente sobresaliente. Cuenta con el sistema Safety Shield (conjunto de dispositivos avanzados compuesto por diferentes tecnologías que monitorean, protegen y responden de manera automática ante situaciones durante la conducción) que se encuadra dentro del denominado Nissan Intelligent Mobility. Entonces, ofrece cámara de visión periférica de 360°, alerta de tráfico cruzado trasero, monitor de punto ciego, alerta predictiva de colisión frontal (percibe hasta dos automóviles por delante y advierte al conductor con alarmas sonoras y visuales cuando el sistema detecta una desaceleración repentina), frenado de emergencia inteligente y asistente de luces altas (de noche y con las luces altas en modo Auto identifica cuando otro vehículo viene en dirección contraria y baja automáticamente el nivel de iluminación para evitar encandilamiento), además de los sabidos controles de tracción y estabilidad, 6 airbags, anclajes Isofix y mucho más. No por nada, acaba de recibir el premio al vehículo más seguro en la categoría SUV Compacto otorgado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) de Argentina.

Este Kicks Exclusive CVT en su actual variante tiene un precio sugerido al público de $8.584.600.

Novedades: cómo será la nueva Nissan Kicks que se lanzará este año
Estas leyendo: la nacion