El Gobierno habilitará a partir del viernes un mecanismo para que todos los gastos que se realicen en el país con tarjetas de crédito y débito del exterior puedan liquidarse en el mercado financiero al valor del dólar bolsa (MEP), que este miércoles cerró a 290 pesos. El nuevo dólar representará una mejora de casi el 80 por ciento respecto de la cotización de la divisa oficial que en el Banco Nación cerró a 155,50 pesos para la compra. De ese modo, se busca que los turistas que llegan al país dejen de cambiar sus dólares en el mercado negro incentivados por la brecha cambiaria.

En Economía estiman que en lo que va del año el turismo no residente en la Argentina desembolsó unos 2500 millones de dólares, pero sólo el 15 por ciento de ese total ingresaron a las reservas del Banco Central.


alojamiento wordpress

Luego de la puesta en marcha de este nuevo dólar, el objetivo oficial es captar unos 1100 millones de dólares entre noviembre y diciembre. Esos fondos servirán para apuntalar las reservas en un contexto difícil donde la entidad monetaria ha vuelto, luego del interregno en el que el campo liquidó el “dólar soja”, a ser vendedora neta de divisas.

El ministro de Economía, Sergio Massa, comunicó la novedad este miércoles en una reunión con su par de Turismo, Matías Lammens, el titular del Banco Central, Miguel Pesce, el titular de la Cámara de Turismo, Gustavo Hani, el de Hoteles, Restaurantes y Confiterías Daniel Prieto y el de la Federación de Agencias de Viaje y Turismo, Andrés Deyá.

Según cifras que maneja el Ministerio de Turismo, alrededor de 3 millones de turistas visitarán este año Argentina, la mayoría provenientes de países limítrofes, equivalente a un 85 por ciento del nivel que se registraba en el 2019, antes de la pandemia.

Las claves del anuncio

¿Cómo será el procedimiento? Los turistas consumen con la tarjeta. La tarjeta convierte ese gasto al tipo de cambio fijado para los turistas del exterior. Los turistas pagan en dólares a las tarjetas y las tarjeteras venden esos dólares en la Argentina a través del mercado financiero y luego le pagan en pesos a los comercios o servicios, manteniéndose la obligación de liquidar dentro de los cinco días.

Si la transacción se hace en el MEP, ¿por qué aumentarían las reservas? Porque las tarjeteras tienen la obligación de ingresar los dólares al país dentro de los 5 días de concretada la operación y cuando los ingresan a cuentas bancarias se reflejan en las reservas brutas. 

¿Cómo se calcula el tipo de cambio? El tipo de cambio a utilizar será el dólar MEP con los bonos más líquidos. Hasta hoy se utilizaba el del BNA. Las tarjeteras podrán cobrar una comisión por dicha operación

¿Desde cuándo va a estar vigente? El Directorio del BCRA aprobará este jueves la normativa y el viernes entraría en vigencia.

¿Es para todos los turistas, de cualquier país? Sí, para todas las personas que tengan una tarjeta del exterior.

¿Cómo identifican que la tarjeta es de un extranjero? Del mismo modo que ya se hace. Los chips y el ruteo de las tarjetas indica qué bando y en qué país fue emitida.

¿Qué pasa con los argentinos que tienen tarjetas emitidas en el exterior? Si pagan con tarjetas del exterior, tienen el mismo beneficio.

¿Es solo para tarjetas de crédito o también de débito? Es para crédito, débito y también para las prepagas.

¿La conversión la hace el negocio? ¿O el banco? Al negocio no le cambia nada. El banco no interviene. La conversión la hace la tarjetera.

Tercer intento

Este es el tercer esquema que intenta el gobierno para que los turistas liquiden sus dólares a través de alguno de los mecanismos formales de cambio.

Un año atrás, el 28 de octubre de 2021, el Banco Central estableció que los turistas extranjeros podían abrir una caja de ahorro bimonetaria y acceder a los servicios financieros y medios electrónicos de pago, «con los beneficios inherentes en transparencia y seguridad, en la medida que tengan una cuenta bancaria en su país de origen que será la única habilitada para transferir divisas a la cuenta local».

Las acreditaciones de moneda extranjera en esta «Caja de ahorro para turistas», debía realizarse mediante transferencias efectuadas desde cuentas de su titular en el país de origen o depositando dólares en efectivo, por hasta 5.000 dólares. La medida no tuvo éxito debido a que turistas no utilizaron ese mecanismo y siguieron cambiando la mayor parte de sus divisas en el mercado informal.

En julio de este año se realizó el segundo intento cuando la entonces ministra de Economía, Silvina Batakis, anunció que los turistas podrían ir a bancos y cambiar los dólares a la cotización del MEP. La mecánica era relativamente simple: los turistas debían presentarse con pasaporte o su documento en casas de cambio o bancos –todas las entidades bajo regulación del Banco Central estaban incluidas- y podían cambiar hasta 5.000 dólares por persona, o su equivalente en reales u otra moneda. Sin embargo, el sistema tampoco funcionó.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario