Camila Rojas se volvió viral al contar una de sus experiencias más recientes. Su estrategia de publicidad no salió como esperaba. Primero pegó el logo de su marca en la parte trasera de su vehículo, con la intención de que futuros compradores lo vieran. Sin embargo, encontró un imprevisto y lo contó todo a su comunidad virtual. Además de causar algunas risas, también les dejó una enseñanza a quienes tenían la intención de hacer lo mismo.

Contó las terribles costumbres que tenían en su trabajo y que la hicieron renunciar: “Hasta en la ducha”

La chilena (@iamcamilacabellos) publicó un video en el que dejó ver el sticker pegado en el vidrio de atrás de su automóvil. El pequeño anuncio tenía también el nombre de usuario con el que su microempresa publica en Instagram, para que los interesados en sus servicios la pudieran contactar con mayor facilidad. Todo marchaba bien, o al menos eso es lo que ella creía.

Todo cambió cuando recibió un mensaje directo en la cuenta de su negocio. El texto no provenía de un consumidor o potencial interesado, sino de un automovilista con el que se había encontrado en alguna carretera. El hombre aprovechó que tuvo la puerta abierta para encontrar a la mujer en redes sociales, y no dudó ni un segundo en contactarla.

(@iamcamilacabellos/TikTok)

Según el video, Camila tuvo un percance vial con un sujeto. El chofer se enojó tanto que le envió un mensaje para insultarla y desquitar su coraje: “Aprende a manejar, animal”, le escribió. Por si eso fuera poco, añadió al texto algunos emojis de caras furiosas.

Contaron anécdotas similares

La tiktoker de inmediato reunió ocho millones de reproducciones en la red social, así como miles de comentarios. Algunas personas simplemente se burlaron de la situación, pero otras relataron sus propias experiencias: “El mejor mensaje que vi en un auto fue uno que en la puerta de atrás decía: ‘Dios te da a ti el doble de lo que me deseas a mí’”; “Por eso quité la publicidad de mi coche; me pasaba lo mismo”, comentó otro.

Es argentina, mostró las increíbles amenities en las universidades de EE.UU. y asombró a todos: “El paraíso”

Algunas usuarias dejaron volar un poco más la imaginación para crear algunos escenarios posibles: “Y así fue como conocí a tu papá”, escribió una mujer, para hacer referencia a que Camila y el sujeto involucrado terminarían por ser pareja y en alusión a la icónica serie de TV How I Met Your Mother. Por otro lado, ciertas personas consideraron que la estrategia era buena, si la situación se tomaba como enseñanza: “Solo aprende a manejar y listo”; “Hay que aprender a conducir y luego lo ponemos”.

Los seguidores de la creadora de contenido no pasaron nada por alto. Su clip duró tan solo ocho segundos, pero fueron suficientes para que captaran algunos detalles. Lo que destacaron fue el nombre de la empresa de la chilena. Se trata de una peluquería llamada Camila Cabellos, algo que causó conmoción entre la gente: “¿Por qué tu emprendimiento se llama casi como la cantante?”, le preguntaron entre las reacciones.

Pegó el logo de su marca en el vidrio del coche, pero se encontró con algo inesperado
Estas leyendo: la nacion