“En la Argentina, yo soy hincha de Racing. Siempre lo voy a llevar en el corazón. Mis raíces están en Santos, el club de mis amores, pero Racing es algo especial. Su gente, la hinchada… Todo nació en la década del 60, cuando disputábamos los clásicos partidos por la Copa Libertadores entre Racing y Santos…”.

Corría mayo de 1999. La entrevista mano a mano de Pelé con LA NACION había sido en Zurich, cuando el crack brasileño participó en el Dolder Grand Hotel junto con Joseph Blatter, presidente de la FIFA, del lanzamiento del Mundial del 2002. Estaba tensionado. Quizá por la complicada agenda con la que suele moverse. Por eso que no extrañó el anuncio de su jubilación. “Estoy cansado de tantos viajes, por eso acepté entrenar a los juveniles de Santos y permanecer en Brasil”, contó Pelé.

Pelé, con Federico Sacchi y Baptista, un brasileño que jugó poco en Racing

Pelé, con Federico Sacchi y Baptista, un brasileño que jugó poco en Racing

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, mantenía, a los 58 años, la misma magia que cuando se desempeñaba dentro de una cancha. Y él mismo se encargaba de aclararlo: “A veces pienso que fue más importante lo que hice después que lo que hacía como jugador. Ya pasó mucho tiempo y hoy, sin la pelotita, mantengo el prestigio y el afecto de la gente. El mismo que recibía cuando salía a un campo de juego”. Este jueves falleció a los 82 años.

Otras preguntas de aquella entrevista en 1999:

-¿Esa magia le sirvió para apoyar a Lennart Johansson primero y luego sentarse junto a Blatter en la FIFA?

-Yo lucho para lograr más democracia y profesionalismo en el fútbol. Si Blatter me llamó para trabajar con él, es porque creía en lo que yo decía. Mi problema no era personal. Y ahora me quiere nombrar como “El atleta del siglo” y desea crear un trofeo con mi nombre, para premiar al mejor atleta del próximo siglo.

Pelé en una celebración con los chicos de Santos, en abril de 2012

Pelé en una celebración con los chicos de Santos, en abril de 2012 (Nelson Antoine/)

-¿Quién apunta a ser Pelé? ¿Quién está en condiciones de destronar a usted y a Maradona?

Primero Pelé, segundo Pelé, tercero Pelé. Hasta ahora nadie me destronó. Desde que yo empecé, hice 1282 goles y gané tres títulos mundiales. El día que alguien gane lo mismo que yo, hablamos. Nombraban a Sívori, Distéfano, Beckenbauer, Boby Charlton, Zico, Maradona… Siempre digo: hay muchos buenos pintores, pero hay un solo Miguel Angel…

-Perdón, está Maradona…

-Ya lo dije. Yo sigo esperando. El tampoco fue completo. No cabeceaba bien y no le pegaba bien con la pierna derecha.

Maradona y Pelé en la Eurocopa 2016

Maradona y Pelé en la Eurocopa 2016 (PATRICK KOVARIK/)

-¿Cuándo fue la última vez que habló con él?

-Hace cinco años, cuando lo quise ayudar y le ofrecí que venga a jugar a Santos, pero no aceptó. Tenía posibilidades de recuperarse, pero infelizmente se fue con Cóppola.

-¿Nunca pensó en ser técnico?

-Me llovieron las ofertas, pero nunca me interesó. No sirvo para eso, pero en las inferiores es distinto. La última que me hicieron fue hace poco, del Atlético de Madrid.

-¿De la Argentina lo llamaron?

-Sí, de Boca y de Racing. De Boca en la época de Alberto J. Armando, pero ni siquiera lo pensé.

-¿Brasil está en condiciones de organizar el Mundial del 2006?

-Bueno, no sé si es viable. Inglaterra y Alemania ya le sacaron bastante ventaja en cuanto a infraestructura y obras. Para mí, ganará Alemania.

Pele jugando con la camiseta de Santos en septiembre de 1968

Pele jugando con la camiseta de Santos en septiembre de 1968

-¿Qué le dejó el Mundial 98?

-Yo fui uno de los primeros en criticar a Brasil y por eso tuve problemas y se enojaron conmigo, porque desde la primera etapa dije que mis candidatos eran Holanda y Francia. Brasil ganó, sí, pero no por el equipo, sino porque se iluminaba una de las individualidades. Dunga no estaba bien; Roberto Carlos, que vino como la gran figura, no estaba bien. Ronaldinho tampoco. Aldair tuvo muchos problemas…

-Pero llegó a la final…

-¿Y? Ganaba y punto. Nunca tuvimos un equipo.

Así como hablaba de Racing, también hubo frases elogiosas de Pelé hacia Boca: incluso se lo vio con la camiseta xeneize puesta para una nota con la revista El Gráfico. Contra Boca, en la Bombonera, jugó el 11 de septiembre de 1963, por la final de la Copa Libertadores que quedó en manos de su Santos. Pelé solía ser bastante diplomático. Pero, a la hora de declarar, su frase más jugada con respecto a un equipo argentino la hizo con Racing.

En diciembre de 2005, en Leipzig: en una conferencia de prensa previa al Mundial de Alemania 2006

En diciembre de 2005, en Leipzig: en una conferencia de prensa previa al Mundial de Alemania 2006 (Hannibal Hanschke/)

Pelé, sobre varios personajes del fútbol

  • Marcelo Bielsa: “Lo conozco, pero no como lo conocía y hablaba con Bilardo, Passarella, Perfumo o Menotti. Me gusta la visión del fútbol de Menotti, su manera de verlo. El fútbol argentino siempre saca jugadores y por eso Bielsa tiene un material asegurado”.
  • Carlos Bilardo: “Un hombre disciplinado que siempre buscó que sus jugadores primero ganen y después jueguen bien”.
  • Argentinos destacados: “De ahora me gustan Gallardo, Riquelme, Simeone, Ortega, el chico Saviola”.
  • Gabriel Batistuta: “Un gran goleador, pero nunca escuché que alguien diga que es un crack”.
  • Ronaldo: “Su estado no fue sólo un producto de la lesión, también sintió un golpe anímico. Esto último te puede complicar más que una seria lesión. Antes de eso, era el mejor jugador del mundo”.
  • Zinedine Zidane: “Estuvo bien elegido como el mejor jugador del 98″.

Pelé: el día que dijo que era hincha de Racing y los dos clubes grandes que lo tentaron para jugar en el fútbol argentino
Estas leyendo: la nacion