Pesadilla en el desierto: un equipo inexplicable que se transformó en un fantasma

Pesadilla en el desierto, todo salió mal. ¿Fue la peor derrota de la historia de la selección argentina en los Mundiales? Probablemente, hay que ubicarla en un podio de terror, junto con la caída por 6 a 1 contra Checoslovaquia, en 1958, y la derrota por 1 a 0 con Camerún, también en un partido inaugural, en Italia 1990. Quizás, el recuerdo abra una hendija a la ilusión: aquel equipo de Bilardo, de Maradona en una pierna y de las atajadas de Goycochea en los penales, se las ingenió para trepar hasta la final. Hoy, conviene no mirar más allá del sábado próximo, cuando la selección tendrá que jugar contra México con la obligación de ganar para no quedar al borde del KO. Tendrá que reinventarse después de un estreno pálido, que representó el primer gran bombazo de la Copa en Qatar. Nadie se lo esperaba, no había casa de apuestas que contemplara la victoria de Arabia Saudita. Y tendrá que reinventarse en estado de alarma, con la dosis adicional de nerviosismo que significa el estado de emergencia. Porque a la Argentina le faltó estilo, astucia para entender el partido cuando lo ganaba y carácter para revertirlo cuando lo perdía. La Argentina se derrumbó en la adversidad: sin rebeldía se sentó en el diván de los desahuciados.


alojamiento wordpress

¿Por qué perdió la Argentina? Por su culpa. Porque no aprovechó la tranquilidad de la rápida ventaja que le otorgó un penal de VAR. Porque no comprendió cómo le convenía atacar para desbaratar la trampa del offside que le tendía Arabia Saudita. Porque no tuvo rebeldía ni reacción espiritual para revertir la desventaja. Porque las variantes de Scaloni, primero, confirmaron que jugadores como ‘Cuti’ Romero y Paredes no estaban plenos físicamente, y segundo, porque algunos de sus cambios terminaron por desfigurar al equipo. Y por Messi, claro, líder después del partido para poner la cara e inyectar un mensaje de esperanza de cara al futuro, pero también enredado en el segundo tiempo maldito.

La mejor noticia del día para la Argentina llegó en el otro partido del Grupo C: México 0- Polonia 0. El reparto de puntos provoca que no sean dos los rivales que se ‘corten’, que tomen distancia de la selección. Jugó mejor el equipo del ‘Tata’ Martino, pero la ocasión más clara la tuvo Polonia. ¡Penal! Pateó Lewandowski y el ‘Memo’ Ochoa se convirtió en héroe. El Grupo C, el de la Argentina, está abierto. Siempre que la selección reaccione, claro.

El que supo reaccionar fue el campeón. Francia, tras las pérdidas de Benzema, Pogba, Kanté, Nkunku y Kimpembé, comenzó perdiendo con Australia y, además, se lesionó otra pieza minutos después de la desventaja: el lateral Lucas Hernández. Pero ante la adversidad… apareció el juego y el espíritu. Francia goleó 4 a 1, con tantos de Rabiot, Mbappé y dos Olivier Giroud, que con 51 alcanzó a Thierry Henry como el máximo goleador histórico de ‘les blues’. Francia sí, pegó cuatro gritos y puso las cosas en su lugar.

Qué es Qatarata Mundial y dónde lo podés escuchar

Qatarata Mundial es un resumen de noticias diario del Mundial Qatar 2022 que hace Cristian Grosso. Lo encontrás en LA NACION y en Spotify, iTunes, Google Podcast o Amazon Podcasts, entre otras plataformas de audio, y es parte de la oferta de podcasts de LA NACION.

Pesadilla en el desierto: un equipo inexplicable que se transformó en un fantasma

Estas leyendo: la nacion – politica