BUENOS AIRES, 24 ene (Reuters) – El mercado cambiario de
Argentina operó en baja el martes ante una mayor presión
tomadora de divisas, en búsqueda de coberturas frente a un
incierto futuro económico en un año con elecciones
presidenciales.

La fuerte escalada inflacionaria, que podría volver a rondar
el 100% este año según un relevamiento del banco central -BCRA-,
un elevado gasto fiscal, y las escasas reservas de la entidad
monetaria, son los principales factores que analizan los
inversores.

Operadores afirman que recientes alzas en las tasas de pases
pasivos del banco central (BCRA) no logran apaciguar la caída de
la moneda, que cotizó en niveles mínimos históricos.

El BCRA subió la semana pasada 200 puntos básicos la tasa de
pases pasivos para entidades y en la víspera elevó la tasa para
Fondos Comunes de Inversión -FCI- al equivalente a 95% de la
tasa de pases pasivos para entidades financieras, en un intento
por descomprimir la presión sobre el dólar alternativo.

«El aumento de tasas de interés impulsado desde mediados del
año pasado para contener la demanda de pesos, evitar una mayor
escalada de inflación y un salto en el tipo de cambio, trajo
como consecuencia un crecimiento acelerado de la deuda
remunerada y empeora la solvencia del BCRA», dijo la Fundación
Libertad y Progreso.

El ministro de Economía Sergio Massa anunció la semana
pasada una recompra de deuda externa por unos 1.000 millones de
dólares para mejorar el perfil de la deuda, con lo cual también
se buscaría controlar el mercado alternativo de cambios, en el
que se obtienen dólares mediante la compra de bonos en pesos y
su posterior venta en dólares.

«Entendemos que, dada la escasa cantidad de reservas netas,
el poder de fuego oficial (BCRA) para levantar las paridades (de
los bonos) es muy limitado. Esto queda en evidencia en las
todavía elevadas probabilidades implícitas de default que aún
persiguen a los globales», dijo GMA Capital Research.

  • El peso argentino en los segmentos alternativos de cambio
    cayó a 358,50 unidades por dólar en el bursátil «contado con
    liquidación» (CCL) y a 354,70 en el denominado
    «dólar MEP», luego de marcar niveles mínimos
    históricos en la primera parte de la sesión.
  • «Queda flotando en el aire la sensación de que una suba de
    la tasa de LELIQ queda pendiente para terminar de apuntalar la
    contención de los dólares financieros», estimó Portfolio
    Personal Inversiones.
  • Por su parte, los negocios en el reducido segmento
    marginal o ‘blue’ se depreció un 1,31% a un nivel mínimo
    histórico de 381 unidades por dólar, lo que elevó la brecha
    frente a la plaza oficial a un 106,29%.
  • «El mercado está tomador», dijo un operador y señaló que
    «la gente busca resguardarse en moneda dura y no hay muchas
    alternativas».
  • El peso interbancario cayó un controlado 0,17%,
    a 184,68/184,69 unidades por dólar, con regulación de liquidez
    desde el BCRA con compras o ventas de dólares de sus escasas
    reservas.
  • El BCRA logró este martes comprar del mercado cambiario
    unos escasos 2 millones de dólares, frente a las ventas por 56
    millones de dólares del lunes, coincidieron operadores.
  • Los bonos en la plaza extrabursátil concluyeron con una
    mejora del 1,03% promedio, siempre alentados por las emisiones
    dolarizadas luego del anuncio de recompra de deuda.
  • «Un rango razonable para el bono 2030 sería entre 30 y 36
    dólares. Ya no vamos a volver a pisos de 20 dólares», dijo Adcap
    Grupo Financiero.
  • En este marco, el riesgo país elaborado por el banco
    JP.Morgan caía 49 puntos básicos a 1.823 unidades hacia
    las 2000 GMT, frente a un nivel máximo histórico de 2.824
    unidades y un valor de 1.083 unidades marcado tras la
    reestructuración de deuda realizada en 2020.
  • Por su parte, el índice accionario S&P; Merval
    mejoró un 0,7% a 252.107,86 puntos como cierre provisorio, en
    medio de una operatoria inestable por tomas de ganancias
    intrahorarias.
  • El Merval marcó la semana pasada un nivel máximo histórico
    de 267.244,18 unidades y acumula una mejora del 24,75% en las
    primeras sesiones de 2023.
    (Reporte de Walter Bianchi,
    Con la colaboración de Hernán Nessi;
    Editado por Eliana Raszewski)

Peso argentino presionado a la baja por coberturas, bonos consolidan mejoras
Estas leyendo: la nacion