El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, criticó este lunes el proyecto de ley presentado por un grupo de diputados de la Coalición Cívica que propone la derogación progresiva del régimen de industria promocionada vigente en la provincia, y calificó como una “terrible burrada” atribuirle “ser la causa del déficit o la crisis argentina”.

Melella se refirió a la iniciativa impulsada por los diputados Juan Manuel López, Paula Oliveto Lago, Mariana Stilman y Mariana Zuvic, entre otros, que propone un esquema de eliminación progresiva de beneficios fiscales a las empresas beneficiadas por el régimen, en un lapso de cuatro años.


alojamiento wordpress

El proyecto también estipula que los trabajadores de estas compañías (en su mayoría del rubro electrónico) que fueran despedidos a raíz de la nueva normativa, “gozarán de una asignación equivalente al ochenta por ciento (80 por ciento) del salario vigente al momento de su desvinculación”, a cargo del Tesoro Nacional y durante un máximo de cinco años.

Según el gobernador fueguino, se trata de “un ataque de los grupos económicos concentrados que, a través de sus representantes en la Cámara de Diputados y de la mano de la Coalición Cívica, pretenden dar fin al régimen de promoción industrial en Tierra del Fuego, fundados en falsos argumentos”, aseguró.

También recordó que los fundamentos del proyecto “son los mismos que usaba (el expresidente) Mauricio Macri, en el sentido de que los fueguinos encarecíamos los productos electrónicos y que la industria fueguina atrasaba el desarrollo tecnológico. Pero la realidad y los datos oficiales demostraron y demuestran todo lo contrario”, afirmó.

En ese sentido, Melella enfatizó que las empresas radicadas en la provincia “están a la altura de cualquier industria del mundo”, y destacó que durante la parte más comprometida de la pandemia de coronavirus sirvió para que se fabricaran respiradores que el país necesitaba.

“Cada provincia tiene un rol para el desarrollo y algunas tenemos, además, un rol vinculado con la soberanía, una posición estratégica. No entienden nada los que quieren definir nuestro futuro desde un escritorio en Buenos Aires. Su horizonte es el obelisco. Discuten desde los preconceptos y las pavadas”, insistió el mandatario.

En la misma línea que Melella se expresaron en las últimas horas la totalidad de los dirigentes de la provincia, aún de diferentes fuerzas políticas.

El intendente de la ciudad de Río Grande (Frente de Todos) Martín Pérez, dijo que el proyecto es producto de “la ignorancia, la prepotencia y el porteñismo parasitario”, mientras que el intendente de Ushuaia (Frente de Todos) Walter Vuoto exigió el “retiro inmediato” de la iniciativa que “atenta contra los fueguinos”, afirmó.

En tanto, referentes de Juntos por el Cambio como el senador Pablo Blanco y el diputado Federico Frigerio también se expresaron en contra del recorte de beneficios a la provincia.

“Exigimos el retiro inmediato de este proyecto que daña a nuestra provincia y toda la República. Hay que plantear a Tierra del Fuego como lo que realmente es: la provincia ideal para invertir y generar desarrollo humano”, señaló Frigerio a través de su cuenta oficial en Twitter.

“Tienen una visión unitaria, centralista y un desconocimiento territorial total. Nunca vinieron a visitar nuestra industria. Tampoco nuestra provincia”, agregó el diputado, aunque también responsabilizó al Gobierno Nacional por haber abierto la puerta a esta posibilidad mediante un artículo del proyecto de ley de presupuesto donde se incluyó un cuadro con todos los regímenes de promoción a revisar, con exenciones fiscales y esquemas tributarios diferenciados incluidos.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario