El presidente de la Autoridad del Canal de Suez (SCA), Osama Rabie, tuvo que salir el jueves al paso de las inquietudes sobre la soberanía egipcia en esta vía navegable, después de que trascendiera un proyecto de ley debatido en el Parlamento.

El Parlamento debatió el martes un proyecto de ley propuesto por el gobierno, que pretende crear un fondo soberano capaz de «llevar a cabo todas las actividades económicas y de inversión» necesarias para la Autoridad del Canal de Suez.

La formulación del proyecto desató un gran debate en las redes sociales, y muchos temen que el fondo socave la soberanía del Estado egipcio sobre esta importante vía navegable.

En un intento por aplacar las preocupaciones, Rabie aseguró que el canal no estaba «en venta» y que tampoco podía ser «alquilado o puesto como garantía de un préstamo».

El objetivo de la norma es permitir la inversión en «grandes proyectos», añadió.

El economista Hani Tawfiq sugirió en una publicación de Facebook que el propósito del fondo soberano propuesto sería probablemente «canjear deuda estatal por bonos emitidos por el fondo (y) garantizados por los ingresos del Canal de Suez».

El canal representa aproximadamente el 10% del comercio marítimo mundial y es una fuente vital de divisas para un país asolado por la crisis económica.

Egipto está asfixiado por una deuda externa de 150.000 millones de dólares y ha devaluado su moneda un 57% desde marzo.

El país solicitó la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprobó a mitad de diciembre un préstamo de 3.000 millones de dólares a 46 meses.

mon/jsa/it/sag/avl

Presidente del canal de Suez intenta disipar temores sobre proyecto de ley egipcio
Estas leyendo: la nacion