El Senado de República Checa ha aprobado un impuesto que grava las ganancias extraordinarias de las empresas energéticas y la banca, con el objetivo de cubrir el costo de ayuda a los hogares y empresas en el marco del aumento de los precios de la energía.

La Cámara Alta ha anunciado este jueves que los senadores han aprobado las propuestas para modificar la Ley de Energía y la Ley Tributaria.


alojamiento wordpress

«Las medidas en las enmiendas abordan, entre otras cosas, los altos precios de la energía y pretenden servir como fuente de ingresos para limitarlos», señala el Senado checo.

Los ingresos del impuesto a las ganancias extraordinarias de sectores energéticos –como la minería del carbón, el petróleo y el gas natural– están destinados a cubrir los costos extraordinarios del Estado por los precios máximos de energía.

Después de esta votación, el presidente del país, Milos Zeman, tiene que firmar la ley para que se formalice. La norma entrará en vigor el próximo año hasta 2025.

El Ministerio de Hacienda del país propuso el impuesto como un recargo fiscal del 60 por ciento sobre el exceso de ganancias que superen un 20 por ciento la media de los últimos cuatro años, de forma que espera recaudar ingresos adicionales de más de 3.000 millones de euros, recoge la agencia de noticias checa CTK.

Los grupos empresariales criticaron los planes, diciendo que el impuesto disuadiría a los inversores extranjeros y haría que el sistema fiscal en su conjunto fuera menos predecible, informa DPA.

República Checa aprueba un impuesto a las ganancias extraordinarias de empresas energéticas y la banca
Estas leyendo: la nacion

Por