En las redes sociales, se pueden distinguir diferentes videos de turistas que posan con los guardias reales ingleses. La mayoría de quienes visitan el país europeo no tienen problema con tomarse una foto y simplemente quedarse con ese recuerdo, pero otros parecen quedar disconformes con esa experiencia y exceden los límites establecidos. Es que no está permitido tocar a la escolta del rey Carlos III y no todos respetan esa norma. Recientemente, se viralizó el caso de una joven, que tomó las riendas de un caballo real y se enfrentó a la fuerte reacción de la autoridad.

El beso ¿en la boca? entre Jill Biden y el esposo de Kamala Harris en el Estado de la Unión que se hizo viral

El video de este momento fue compartido en TikTok por el usuario @theroyalguard4 el 5 de febrero. En las inmediaciones del Palacio de Buckingham, se ve cómo una joven trata de fotografiarse al lado de un caballo real. En un movimiento rápido, interactúa más de lo permitido y la escolta le llama enseguida la atención. “Suelta la rienda”, le grita en un tono enojado. La mujer se aleja. Sin embargo, parece no haber entendido la indicación y reincide. “¡Suéltala!”, le vuelve a lanzar el guardia en un grito más desesperado, que alerta a quienes se encuentran a su alrededor. Tras el segundo regaño, la turista decide alejarse por completo.

(TikTok/@theroyalguard4)

Estas situaciones no son aisladas, sino que se presentan con frecuencia, según se puede ver en las redes sociales. La cuenta que compartió el video se dedica a recopilar las reacciones inusuales que han tenido los escoltas con los visitantes. Según se puede apreciar, no todas son de enojo, sino que también se comparten clips de los uniformados en situaciones cómicas.

Reveló tres cosas gratis que te dan en Disney y que nadie sabía: “Anotando”

En esta ocasión, el incidente generó un debate entre los usuarios. En los comentarios, la mayoría invitaba a los turistas a leer más sobre las reglas, dado que estas acciones no están permitidas. Asimismo, otros reprochaban la actitud que tomó la joven, dado que no siguió las indicaciones tras el primer llamado de atención. “La importancia del mínimo inglés”, dijo alguien sobre este último punto.

¿Por qué los turistas no deben tocar a los caballos del Palacio de Buckingham?

Los guardias reales se encargan de mantener el orden en los alrededores del Palacio. Además, no está permitido que las personas interactúen con los caballos o la escolta. En el primer caso, los animales pueden reaccionar de forma violenta.

En Buckingham hay letreros para evitar que los visitantes se acerquen a los caballos y a los soldados

En Buckingham hay letreros para evitar que los visitantes se acerquen a los caballos y a los soldados

Para lograr el orden, hay carteles que invitan a la gente a tomar distancia de los equinos. “Cuidado. Los caballos podrían patear o morder. Gracias”, se lee, por ejemplo, en uno de los avisos. No obstante, algunos visitantes desobedecen la señal.

Tras los incidentes que se viralizaron el año pasado, se abrió un debate sobre estas intempestivas reacciones tanto de los turistas como de los guardias. En declaraciones consignadas por el medio local Metro, el Ministerio de Defensa recordó a la gente la importancia de obedecer las señales que piden no tocar los soldados y caballos. Un portavoz manifestó: “Esta zona está particularmente ocupada con turistas y, en ocasiones, los soldados que realizan el deber de la Guardia necesitan gritar en voz alta para alertar al público si se acercan demasiado”.

Se acercó a tocar la rienda de un caballo real y el guardia reaccionó eufórico
Estas leyendo: la nacion