Como parte del objetivo de Alemania de pisar fuerte en el sector energético y en la construcción de represas en América Latina, Toralf Haag, presidente de Voith Hydro/Siemens, la empresa socia del proyecto Chihuido (en Neuquén), firmó una carta de intención con Eduardo Eurnekian, líder de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) local, y el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, con lo que se dio el último paso para que se cierre el acuerdo financiero y que en un plazo de un año empiece a ponerse en marcha esa obra.

Litio en la Argentina: el desafío de la soda ash, entre la producción local insuficiente y los problemas para importarla de China y Estados Unidos

Se trata de un contrato por un monto de US$2230 millones (IVA incluido), financiado en un 15% por aporte del estado argentino y 85% por un Club de Bancos (Banco Santander y Credit Suisse) , garantizado por el gobierno alemán, mediante la ECA Euler Hermes. El financiamiento es a 20 años, con cinco de gracia.

El consorcio constructor lo integran, además de Helport (de Eurnekian), Panedile Argentina, Isolux Argentina, Eleprint, José J. Chediack SAICA e Hidroeléctrica Ameghio (operador). En tanto que Voith Hydro es el subcontratista nominado, que tendrá a su cargo la provisión e instalación de equipamiento hidroelectromecánico y la construcción de línea extra de alta tensión en 500 KV.

“Si bien actualmente está desarrollando obras en la central binacional Aña Cua, Chihuido representa para Voith su consolidación y posicionamiento para futuros nuevos proyectos en la Argentina, y en especial en la zona Comahue, para la modernización de centrales existentes”, comentó a LA NACION una fuente del sector.

La obra, que tiene un plazo de construcción de cinco años, consiste en una central hidroeléctrica con una potencia instalada de 637 MW, una energía anual generada de 1750 GWh, una línea extra de alta tensión en 500 KV y 160 kilómetros de longitud, y obras de compensación y mitigación de impactos ambientales.

El presidente de Voith formó parte de la comitiva del canciller alemán, Olaf Scholz, durante su visita del sábado pasado a la Argentina. “Ahora solo queda pendiente para dentro de 60 días el acuerdo financiero y el acuerdo comercial, pero se trata solo de papeleo y formalidades”, afirmó la fuente del sector.

El inicio de las negociaciones entre el Estado argentino y Voith por esta obra se iniciaron en junio de 2017, pero se enfriaron en 2018. En 2019 se reiniciaron las conversaciones por el financiamiento y se actualiza una carta de Euler Hermes, SACE, y el Club de Bancos.

A principios de 2020, se produjo un encuentro entre el presidente argentino, Alberto Fernández, y autoridades de Voith. Luego, en abril de 2021, hubo una reunión entre la Secretaría de Asuntos Estratégicos de Presidencia (SAE), Consorcio, Voith, Banco Santander y Credit Suisse, donde se actualizó la propuesta financiera y se realizaron aclaraciones de esta.

Asimismo, desde 2019 hasta la fecha, Euler Hermes y el Club de Bancos, han renovado semestralmente y confirmado su compromiso de financiamiento del proyecto.

Se firmó una carta de intención para avanzar en la construcción de la represa Chihuido
Estas leyendo: la nacion