Compartir asiento con desconocidos durante un vuelo puede ser una grata sorpresa o desencadenar alguna anécdota no muy feliz. Esto último es lo que le sucedió a una viajera estadounidense. Tras haber conseguido el asiento de la ventanilla, la joven recibió el pedido de su compañera de fila, una madre que le solicitaba cambiar su lugar con el de su hijo. La chica se puso firme en su decisión, pero nunca supuso que, ante su negativa, debería soportar la desmedida reacción de la mujer durante todo el trayecto.

Es azafata y apeló a la ironía para explicar qué hace durante las turbulencias

La joven neoyorquina, identificada como Syrua Garg, compartió un video en su cuenta de TikTok (@surya_garg) para abrir un debate sobre la situación. En el clip, que tiene más de 477.000 reproducciones, cuenta su historia. “La peor persona para sentarse al lado de un avión”; así describió a la mujer que conoció durante su trayecto. Si bien aseguró que no tiene problemas con cambiar de sitio cuando hay menores, este caso la sobrepasó.

Su compañera de vuelo le habría pedido que cambiaran de butaca para que su hijo pudiera sentarse con ella. “Le pregunté: ¿quién es tu hijo?’. Y ella señala a un hombre de 1,8 metros”, explica la chica en el clip. Al mirarlo, la viajera comprendió que no se trataba de un niño sino de un adolescente, cercano a los 17 años, a quien había visto antes mientras hablaba con su novia.

Al reconocer que era un casi adulto, la joven se negó a ceder el asiento que con tanta anticipación había reservado: “No sabía qué decir. No quería moverme, y no creía que ella fuese merecedora de eso tampoco… Esto definitivamente era solo un caso de mala planificación”, afirmó. Esa noche no fue la única situación incómoda que pasó.

(@surya_garg/TikTok)

Como respuesta a la negativa, la mujer, al parecer, se ofendió notablemente y murmuró durante todo el trayecto. “De verdad, cómo me equivoqué”, escribió la creadora de contenido en la publicación. Para concluir, pidió alguna opinión para saber si su forma de actuar fue la correcta.

Estudia para ser piloto y muestra cómo vive las turbulencias en los aviones: “Lo sabés”

En los comentarios, la mayoría la apoyó. “La forma en que reaccionó (la mujer) es precisamente la razón por la que no debes ceder tu asiento. Buen trabajo al defenderte”. Otro usuario le sugirió que quizá no habían planificado mal, sino que habrían evitado pagar el cargo extra para elegir un asiento, algo que muchas aerolíneas ya incluyen.

Elegir un buen asiento es crucial para tener un buen viaje en los aviones

Elegir un buen asiento es crucial para tener un buen viaje en los aviones

¿Por qué las aerolíneas cobran por elegir asientos?

Los costos extras para seleccionar el asiento no son algo nuevo, pero sí cada vez más usual. El editor de viajes de CBS News Peter Greenberg analizó la situación en un reciente artículo de opinión. El especialista recordó que hace dos décadas las aerolíneas no cobraban por elegir el lugar, pero cuando se dieron cuenta de que podían tener mayores ingresos, se aprovecharon de esto: “Les ofrece un enorme flujo de ingresos que no está sujeto a los altos impuestos federales sobre los boletos”, informó. El flujo de dinero es tanto que las compañías aéreas han tenido ingresos promedio de hasta US$65,8 millones a nivel mundial durante 2021.

Para intentar evitar este pago, el especialista recomendó hacer las reservas directamente a través de un agente, para que el lugar esté garantizado. “Son los únicos que tienen la disponibilidad de asientos precisa y actualizada en su pantalla”, instó.

Se negó a ceder su asiento en el avión y se enfrentó a una reacción impensada
Estas leyendo: la nacion