El primer ministro británico, Rishi Sunak, ha asegurado este jueves que el Gobierno de Reino Unido presentará «muy pronto» nuevas leyes de control de migración tras el polémico plan del envío de migrantes a Ruanda que ha quedado paralizado.

«El sistema que quiero presentar es uno en el que si viene aquí (a Reino Unido) ilegalmente, debe ser detenido rápidamente y, en cuestión de días o semanas, escucharemos su reclamo, no de meses o años, y luego lo llevaremos de manera segura a otro lugar», ha indicado Sunak en una entrevista con la cadena TalkTV recogida por el diario ‘The Guardian’.

En este sentido, ha argumentado que la población debería juzgarle por sus acciones para frenar la migración ilegal, como la firma de un acuerdo con Francia para reforzar la vigilancia de tránsito de pequeñas embarcaciones de migrantes en el canal de la Mancha.

Londres también se ha comprometido a trabajar con las autoridades albanesas, ya que sus nacionales representan «el 30 por ciento» de todos los inmigrantes ilegales, con el objetivo de «detener la explotación de los jóvenes albaneses.

Asimismo, el primer ministro británico ha vuelto a expresar su compromiso con la política de deportación de solicitantes de asilo a Ruanda, una polémica medida ampliamente cuestionada por organizaciones de Derechos Humanos. Bruselas incluso mostró dudas acerca de la viabilidad de externalizar los planes de acceso al asilo y a la protección de quienes lo buscan.

Sunak asegura que el Gobierno británico presentará "muy pronto" nuevas leyes de control migratorio
Estas leyendo: la nacion