El ministro de Economía, Sergio Massa, avanzó en las últimas horas en las negociaciones con el Club de París, durante un encuentro que mantuvo con su secretario general, Emmanuel Moulin, también secretario del Tesoro de Francia, lo que le permitirá renegociar la deuda por 2.400 millones de dólares. «El acuerdo está casi cerrado; hay muy buenas perspectivas», expresaron desde el equipo económico. 

La misma fuente precisó que se está programando «un viaje a Francia para el 27 y 28 de octubre» y remarcó que «hay muy buenas perspectiva para cerrar el acuerdo» con condiciones que plantea la Argentina. La Argentina negocia una refinanciación de la deuda, a través de la cual intentará extender plazos y reducir las tasa de interés, que actualmente es del 9 por ciento. Esa tasa de interés de 9 por ciento anual que hoy paga la Argentina al Club, incluye una penalidad por la demora en los pagos de los últimos años, la que podría ser rebajada para cuando se selle el acuerdo en octubre.


alojamiento wordpress

El encuentro se realizó en las instalaciones del FMI, y Massa estuvo acompañado por el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, el responsable de las negociaciones con los organismos y quien lleva la letra chica del acuerdo; el titular del Indec, Marco Lavagna; el jefe de asesores Leonardo Madcur y el director del Banco Central, Lisandro Cleri. También se lo vio al director argentino ante el FMI, Sergio Chodos, acompañando la delegación.

En este contexto, resultó clave para avanzar en las negociaciones la aprobación de la segunda revisión del programa vigente con el FMI, ya que para el Club de París es una condición de base (no escrita), para evaluar el desempeño y las políticas para la refinanciación de la deuda de la Argentina con dicho organismo multilateral. 

El FMI juega

Mientras el ministro de Economía y el gabinete negocian y buscan respaldos en la gira por Estados Unidos que culmina este viernes, la titular del FMI, Kristalina Georgieva, destacó el compromiso del gobierno argentino de cumplir con el programa acordado con el organismo multilateral al señalar que el ministro de Economía, Sergio Massa, «se ha tomado muy en serio el compromiso de cumplir» con lo establecido en ese entendimiento. 

Durante la conferencia de presentación de la Asamblea Anual el FMI y del Banco Mundial que tiene lugar en la ciudad de Washington, Georgieva subrayó además la importancia de que el Gobierno «se tome muy en serio la necesidad de controlar la inflación», algo que, consideró, es «lo que espera el pueblo argentino».

Por su parte, otro alto directivo del Fondo que se reunió con Massa, el jefe del Departamento Occidental, Ihlan Goldfajn, consideró que «si la Argentina continúa implementando el programa acordado con el FMI con apoyo político y se hace en forma sostenida, gradualmente permitirá conducir al país hacia la senda correcta» para bajar la inflación.

Cena con el G20 en Washington

Massa planteó el miércoles por la noche en Washington que “la Argentina no es ajena a la enorme tensión global que vivimos”, y preguntó a los funcionarios allí presentes si “tiene sentido que haya países con enormes recursos energéticos que por falta de capacidad de inversión intensiva no puedan vendérselos al mundo, mientras hay una guerra”. 

Durante su discurso en la cena de bienvenida de la Cumbre de Ministros de Finanzas del G20, Massa remarcó que “la Argentina no es ajena a una situación global y a una situación individual de enorme tensión, por los diferentes shocks que se fueron planteando en los últimos años, pandemia y guerra”.

El titular del Palacio de Hacienda subrayó que la Argentina se encuentra en un proceso de “acumular reservas a partir de tener una política exportadora más agresiva y una de cuidado de los ingresos en dólares”. “Nos corresponde hacer algunas de las preguntas que yo voy a dejar, porque tienen que ver con mi responsabilidad, pero también con la importancia que tiene este ámbito. ¿Tiene sentido que entre los multilaterales tengamos competencia a la hora de calificar inversiones versus gasto en los países en vías de desarrollo?”, sostuvo.

También les preguntó a los presentes si “tiene sentido que tengamos países con enormes recursos energéticos que por falta de capacidad de inversión intensiva no tengan recursos para vender al mundo mientras se debate con una guerra”.

“¿Tiene sentido que hablemos de los procesos de cambio climático sin reconocer que hay países que son acreedores desde lo ambiental y deudores desde lo financiero?”, planteó Massa, quien durante la cena se encontró con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y con la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Yanet Yellen.

Source: economia – pagina 12

Deja un comentario