Un gran hundimiento de tierras por una falla geológica ha destruido 500 metros la carretera internacional Panamericana a su paso por Cauca, en el sur de Colombia, y ha dejado aisladas a más de 300 familias, según han alertado las autoridades colombianas.

«Tenemos cierre total de la Panamericana por el deslizamiento de tierra en el kilómetro 75, vereda Chontaduro. Recomendamos a los usuarios de la vía utilizar corredores alternos», ha declarado el comandante de la Policía de Cauca, el coronel José Ricardo Archila, citado por la emisora W Radio.

Más de 300 familias se han visto afectadas por el corrimiento de tierras y decenas han sido ya evacuadas, mientras el resto permanecen atrapadas.

Todo apunta a un movimiento geológico sumado a las fuertes lluvias que ha provocado deslaves y agrietamientos en la tierra que han dejado incomunicadas las veredas Soledad, Párraga Viejo, Santa Clara y Chontaduro.

La presidenta de la Junta de Acción Comunal veredal, Paola Andrea Valencia, ha indicado que la situación es de máxima angustia porque el deslizamiento de tierra ya ha destruido varias viviendas y el colegio Alfonso Córdoba. «Tenemos gente atrapada. Ya se perdió la vereda Párraga Viejo y parte de La Soledad», ha alertado.

Los habitantes han solicitado ya apoyo aéreo para evacuar a varias familias que quedaron atrapadas. «Necesitamos ayuda urgente», ha subrayado Valencia, citada por Caracol Radio.

Un corrimiento de tierras destruye la carretera Panamericana a la altura de Colombia
Estas leyendo: la nacion