Árboles multicolores y metros infinitos de césped verde rodearon por seis décadas la mansión Aldebarán en Punta del Este. Se trata de una casa que emana historia argentina, pero del otro lado del charco.

La mansión está a 150 metros del mar: ubicada dentro del barrio El Golf y sobre la avenida Laureano Alonso Pérez y la calle Del Agua y es una de las históricas casonas construidas en la década de 1940 por Arturo Dubourg, arquitecto argentino, quien fue en ese entonces el encargado de diseñar el barrio más paquete y exclusivo de Punta del Este.

Amalita había recibido la propiedad como regalo de cumpleaños de parte de su segundo esposo. Ese 15 de agosto de 1955, Alfredo Fortabat le entregó una foto de la casa y, según cuentan, le dijo: “Es tuya, queda en Punta del Este, podés hacer con ella lo que quieras”.

Tras la muerte de su esposo, Amalita Lacroze de Fortabat se hizo cargo de la empresa familiar

Tras la muerte de su esposo, Amalita Lacroze de Fortabat se hizo cargo de la empresa familiar

Como todo en la vida, el ciclo de la residencia llegó a su fin y en las casi dos hectáreas que conforman la propiedad comenzó a construirse un barrio cerrado de lujo.

Una imagen de lo que será Amélie Ocean Residences

Una imagen de lo que será Amélie Ocean Residences

Cómo será el proyecto

Los 18.800 m² del terreno en la Parada 20 de La Brava se dividieron en 11 lotes por la desarrolladora argentina Costal Developments, la empresa con experiencia en la Patagonia que con esta apuesta desembarcó por primera vez en Uruguay. En honor a su ex dueña, el proyecto alude a su nombre y se denominará Amélie Ocean Residences.

Una de las grandes preguntas que envuelve al proyecto es el destino de la icónica casa levantada en la década del 40´. Si bien el permiso de demolición fue aprobado el año pasado, lejos están de querer tirarla abajo. La solución que encontraron fue hacerla parte del proyecto y ofrecer la casa de forma gratuita a quien compre los dos lotes en los que se encuentra.

El proyecto se encuentra en la Parada 20 de La Brava

El proyecto se encuentra en la Parada 20 de La Brava

“Entregamos la casa de 600 metros cuadrados sin costo con el compromiso de que quien compre esos terrenos tiene que reciclarla para mantener su historia. Como estuvo abandonada por 10 años no está en buenas condiciones”, explica el Director de Costal Developments.

A pesar de que su renovación implique un esfuerzo extra, hubo varios interesados en comprarla y hasta tomaron una reserva, pero todavía no bajaron el martillo. “Si bien no es la intención, en caso de que el emprendimiento se vendiera entero y esos dos lotes juntos no encuentren dueño, se demolería la casa y se venderían por separado”, explican en la desarrolladora.

La mansión Aldebarán se encuentra detrás del edificio Acqua

La mansión Aldebarán se encuentra detrás del edificio Acqua (R. Figueredo/)

El proyecto alineado a la parada 20 que contempla una inversión de entre US$5 y US$6 millones incluye amenities que van desde un gimnasio elevado en altura con vista al mar hasta un salón de usos múltiples, todos bajo el diseño arquitectónico del estudio Pacífica, presente en el diseño de muchos barrios cerrados bonaerenses, en otros países latinoamericanos y cofundado por Ezequiel Gil.

Así se verá el gimnasio que tendrá vista al mar

Así se verá el gimnasio que tendrá vista al mar

De por sí, la zona está revalorizada por su desarrollo vecino: el lujoso edificio Acqua donde los 34 departamentos que van desde los 280 a los 900 m² superan los US$6000 promedio por metro cuadrado.

Sin embargo, su presencia no amenaza la visibilidad del cielo ya que sus terrazas escalonadas se camuflan con el ambiente y su altura pasa desapercibida. En el resto de la zona no hay otros proyectos en altura, en el área del Golf en la que se encuentra predominan las casas bajas.

El edificio Acqua ubicado frente al proyecto

El edificio Acqua ubicado frente al proyecto

Entre las razones que impulsaron la compra del terreno, los desarrolladores explican que tras diferentes investigaciones de mercado detectaron que había mucha gente, sobre todo argentinos que se fueron a vivir a Punta del Este en los últimos dos años, que se instalaron del otro lado del puente de La Barra en barrios cerrados. Y entre los problemas que plantearon está la dificultad de traer a los hijos al colegio. “No es la calidad de vida que querían tener”, explican las razones por las que compraron el terreno en noviembre del 2021.

Seguí toda la información del mercado inmobiliario en LN Propiedades

Cuánto cuestan los terrenos

El valor de los lotes ronda entre los US$430 y US$480 el metro cuadrado y promedian los 1400 m² de superficie cada uno.

La mitad ya fueron vendidos. “Es probable que si no se venden, cuando la obra esté terminada los lotes aumenten a US$1 millón”, aclaran en la desarrolladora.

Así imaginan los desarrolladores a Amélie Ocean Residences

Así imaginan los desarrolladores a Amélie Ocean Residences

Otro de los productos en el proyecto son espacios privados de trabajo de 14 m². Las ocho oficinas se venden a US$50.000 cada una.

Una ventaja es la financiación del Banco Itaú en terrenos, dado que comúnmente la ayuda crediticia se da en unidades ya construidas: hay una línea de crédito que puede sacarse en dólares o en unidades indexadas (pesos uruguayos) que se extiende hasta 10 años. “Financian el 50% de la compra del lote y hasta el 80% del costo de la construcción de la casa”, detallan en la desarrolladora.

Un espejo de agua separará las salas de reunión a sus costados

Un espejo de agua separará las salas de reunión a sus costados

La construcción de la infraestructura en el barrio comenzó en noviembre. Razón por la que los propietarios ya pueden comenzar a construir sus propias casas -que hasta ahora son proyectos que rondan entre los 450 y 600 metros cubiertos-.

En cuanto a los amenities propios del barrio, pronostica que su construcción concluirá en noviembre de este año.

Uruguay: cómo es el barrio cerrado de lujo que harán en la casa donde veraneaba Amalita Fortabat en Punta del Este
Estas leyendo: la nacion